Hay días que todo, pero todo parece caótico, esos días deseas no haberte ni despertado, son esos días donde no tienes ni una sola pizca de suerte.

Ese día estrenas zapatos y justo pisas un charco y los manchas, o tu teléfono nuevo cae y se resquebraja la pantalla.

Lo peor de todo es que te pasas tu tiempo quejándote, no buscas solución, solo te quejas y mas quejas.

Para colmo piensas ¿Qué más va a pasarme, que será lo próximo?

Mientras tú y yo nos quejamos, seguro que hay mas gente pasando por lo mismo, y su situación a lo mejor es peor, mejor o quizás igual.

¿Cuánto tiempo pasas al día quejándote?, ¿Has pasado un día sin quejarte?

Sabias que la queja trae más y más queja, amargura, tristeza e incluso dolores de cabeza, yo lo llamo el pack gratuito del dolor de cabeza.

Apunta cuantas veces te quejas al día, súmalos, y te darás cuenta que todo ese tiempo a sido perdido, que nada has conseguido.

Sigue leyendo a Judith Méndez