La Secretaria Ejecutiva Nacional de Seguridad Pública publicó un listado de los estados mexicanos más seguros y donde hay menos violencia, siendo, por tanto, los más óptimos para vivir.

Los afortunados son:

Campeche, Nayarit, Tlaxcala, Yucatán, Zacatecas. Las variables que se tomaron en cuenta para llegar a estas conclusiones fueron la cantidad de homicidios, el delito del secuestro y de la extorsión.

Por lo tanto, paisanos mexicanos, no pierdan la fe. Hay zonas en el país en las que aún se puede vivir en paz, no hace falta cruzar la frontera en búsqueda de una vida más segura.

A pesar de que esos cinco estados son los más seguros, en general, el país continúa con una tasa de criminalidad muy alta. En el mes de octubre se produjeron 162.910 delitos en todo el país, cifra de las más altas de Latinoamérica, junto con Honduras, El Salvador y Venezuela.

¿Cuál es la solución?

Con las estadísticas encima de la mesa, ahora le toca como siempre al gobierno ponerse las pilas y acabar de una vez por todas con la inseguridad. Los ciudadanos poco más podemos hacer que sufrir la violencia y rezar para que no nos toque a nosotros.

Habría que ver en qué número de prioridad está la solución a la inseguridad en la lista del gobierno, aunque creo que bastante abajito, sino ya habríamos notado alguna mejora.

La droga, el tráfico de armas y los asesinatos son nuestro pan de cada día en el país. Crímenes que parecemos aceptar cada vez más en la sociedad como algo normal.

La solución no está en mudarse para Campeche o Nayarit porque el informe dice que son las zonas más seguras del país, la solución está en que quedándose uno en su casa no sea atacado y no tenga que salir con miedo a la calle.

Sigue Leyendo a Justo Bibes