Algunas veces solemos caer en la trampa del sentimiento que produce estar solo, así que en un abrir y cerrar de ojos nos encontramos en la prisa de encontrar una pareja con la que pasar el tiempo, momentos, sentimientos y emociones experimentar, aunque muchas veces esa persona no sea lo mejor para nosotros.

Iniciamos tratando de conocernos y de formar una relación estable, pero lamentablemente nuestros esfuerzos son en vano, aunque tal vez si nos llegamos a sentir aparentemente cómodos con la persona, a cada rato nos abruma la confusión y el desencanto se encuentra en la puerta, somos egoístas y seguimos luchando contra corriente por enamorarnos pero olvidamos que el enamoramiento y el amor son palabras muy distintas y con un significado diferente y el amor no sigue esos caminos.

Esta vez te digo adiós

Esta vez te digo adiós

Sin querer producimos heridas en esa persona y en nosotros mismos, así que la decisión más difícil es decir adiós, si lo hacemos podemos sentirnos realmente libres de todo sentimiento de culpa, el hecho de aceptar una relación que no queríamos iniciar nos llevaba en una ola de ideas confusas y sentimientos encontrados pero al terminarla es como quitarnos una pequeña piedra insignificante en el zapato, sin embargo no todo es de color rosa la otra persona puede que realmente se haya enamorado locamente y al terminar la relación por lógica pura y con el corazón destrozado asumirá dos papeles, ser la víctima y verdugo. ¿Porque digo víctima y verdugo? Es fácil sin querer le hemos dado las armas suficientes para hacerlo, ahora las emociones juegan un papel muy importante y nublan su juicio, somos nosotros los villanos de todo.

En primera somos quien sin remordimientos algunos juego con su corazón y en segunda somos quien sin consideración alguna decimos adiós.

Decir adiós no es tan fácil, lo mejor hubiera sido no cometer el error de iniciar algo con alguien cuando tenemos tantas dudas o bien únicamente por la presión social, decir adiós implica reconocer nuestros errores en nuestra toma de decisiones así que no te culpes de todo, se que duele que alguien te rompa el corazón pero es más doloroso vivir en una relación en la que ambos no encuentran esa chispa, tal vez ahora no lo entienda pero te aseguro que con el pasó del tiempo lo agradecerá, no te aferres a alguien o algo, la vida solo se vive una vez, si has dicho adiós esta bien, pero tampoco espero que caigas en el circulo vicioso del patán, no existe un manual para terminar a alguien, no lo hay y si lo hubiese no seria de mucha ayuda pues no todos reaccionamos igual.

Decir adiós es difícil.

Lady Ironia