Escribir, publicar, vender. Tres pasos cuya dificultad se incrementa de forma geométrica.

Al placer de escribir le sigue el trabajo de publicar. Si, ni más ni menos que un trabajo. Intenso, complicado, donde no siempre la experiencia de otros autores puede ser válida para nosotros.

El oficio de contador de historia siempre ha estado rodeado de una visión romántica. Cuando el escritor termina su obra, abre la puerta de su refugio y se encuentra con una realidad donde la abundancia de autores, muy buenos, buenos y no tan buenos saturan el mercado.

Es el momento de plantearse la pregunta clave que definirá el futuro de su obra.

¿Por qué los lectores van a elegir mi libro?: De un árbol colmado de frutas siempre elegimos la que mejor luce. La visibilidad del autor es el plus que puede inclinar la balanza a nuestro favor.

Anonimato, el gran enemigo del escritor

Anonimato, el gran enemigo del escritor

El Marketing de un libro debe comenzar, quizás, antes de que el primer capítulo esté terminado.

Algunas ideas para mejorar la visibilidad

1.Crear la Marca Personal del Escritor (Personal Branding)

Identificar las características que nos hacen ser únicos, valiosos, relevantes y diferentes Un mensaje atractivo, curioso y creativo, facilitará el ser recordado. Lo que se ofrece será percibido como algo diferente por lo tanto más fácil de recomendar.

2.Hacerse visible en Internet.

Las redes sociales son el instrumento para dejarnos ver y generar contactosGestionar adecuadamente los canales de comunicación online permite establecer una relación directa con los lectores. Un escaparate perfecto para mostrar lo que sabemos hacer.

3.Tener un blog

Un blog permite relacionar nuestro nombre y nuestro trabajo. Incrementa la proyección de la imagen como escritor y permite mostrar el proceso creativo del libro. Realizar una promoción no agresiva, donde el principal objetivo sea familiarizar a nuestros lectores con nuestro estilo y crear lazos. Aumentar el valor y la influencia sobre los posibles públicos.

“Si no mostramos nuestro trabajo nadie tendrá la oportunidad de conocerlo”

Anonimato, el gran enemigo del escritor

Anonimato, el gran enemigo del escritor

Una magnifica herramienta para comenzar la batalla es la creación de un blog. Promoción personal del autor.

¿Qué es un blog?

Un blog es una página web en la que se publican regularmente artículos cortos con contenido actualizado y novedoso sobre temas específicos o libres.

Es comparable a un diario online donde el escritor puede informar sobre sus actividades, compartir material de utilidad para sus lectores, crear una zona donde relacionarse favoreciendo el debate. Básicamente sirve para dejarte ver y para crear lazos.

Es muy importante identificar para quien se escribe, cuál va ser el objetivo, por último, elegir de qué escribir. Buscar un nicho en el que seamos expertos facilita el trabajo.

Para que un blog funcione debe cumplir con algunas condiciones.

  1. Ser útil.Ofrecer algo que el público necesita.
  2. Ser ameno, interesante, divertido.Que el lector llegue, se quede y quiera repetir.
  3. Estar actualizado.La periodicidad de los contenidos genera más visitas. El público vuelve, si hay algo nuevo e interesante que ver, oír o leer se queda, comenta y comparte. Estos dos últimos puntos son, quizás los más importantes y difíciles de lograr.
  4. El estilo y el tipo de público.Cada escritor tiene un estilo que lo caracteriza, pero internet marca su propio estilo. Un blog no es un libro. El lector de un blog suele hacerlo en busca de un contenido que necesita, con poco tiempo y en medio de una vorágine de actividades. Es básico ser claro y conciso, marcando un ritmo con cierto dinamismo que mantenga alerta al lector. Variar la longitud de las frases modifica el ritmo de lectura. Oraciones cortas aceleran el ritmo de lectura, por el contrario, las largas lo relajan. Como en una buena ensalada, la variedad enriquece el plato.
  5. El contenido engancha, pero el aspecto atrae. Una imagen vale más que mil palabras. “Funciona”. Un blog simple y elegante. Con armonía en su diseño, no por tener muchas llamadas de atención el lector querrá seguir el trabajo que mostramos. “Si te distraes te aburres y te marchas”.

El blog debe convertirse en la voz del escritor.

¿Tienes claro cuál es tu voz?

Sigue leyendo a Liliana del Rosso