La palabra proviene del latín tolerantĭa, que significa ‘Cualidad de quien puede aguantar, soportar o aceptar’, tolerar es tener respeto íntegro hacia los demás, es aceptar sus ideas, prácticas o creencias, independientemente de que no sean iguales o similares a las nuestras. La tolerancia es más que una virtud o valor moral como le quieras llamar con la que debemos lidiar desde pequeños y si no se fomenta como un valor en edad temprana se puede convertir en sentimientos incluso intolerantes para ti mismo.

 

Muchas veces la NO tolerancia es el camino a la frustración, ¿Te ha pasado que en el supermercado o simplemente en la calle ves a pequeñitos haciendo tremendo berrinche porque sus padres no les quieren complacer sus deseos? ¿lo atribuirías a la poca tolerancia que les enseñan a los pequeños, a la poca tolerancia que tienen los padres para lidiar con ellos y complacerlos inmediatamente antes que ponerse a explicarles el Porqué no pueden obtener todo lo que desean en ese instante? y mientras, ¿Qué sucede con el pequeño? está teniendo un sentimiento de frustración y de poca tolerancia hacia sus padres que no le dan lo que quiere.

 

Y cuando vas creciendo sigues teniendo ese sentimiento de no tolerancia porque no puedes obtener lo que deseas, por supuesto que no puedes hacer el berrinche que hacías de pequeña, esos sentimientos los vas convirtiendo en una avalancha de emociones difíciles de controlar, y te das cuenta que necesitas poner un alto a todo lo que te molesta y está obstaculizando tu felicidad, ¿es correcto?

 

¿PORQUÉ ES IMPORTANTE SER TOLERANTE?

Ser tolerante es una decisión de cada quien, y optar por la tolerancia radica en la posibilidad de convivir en un mismo espacio con personas de diferentes culturas, creencias, costumbres, pensamientos, religiones, tendencias políticas, condición sexual diferente, etc. que incluso te harán la vida más fácil, te abrirán el camino hacia extraordinarias posibilidades de convivencia con los demás. Es muy importante que empecemos desde casa, con nuestros padres, hermanos, vecinos, con las personas a quienes más queremos, pero principalmente con nosotros mismos, lo importante es tener en nuestras vidas armonía .¿Cuántas veces has cometido un error a veces tan simple y lo primero que haces es juzgarte diciéndote una mala palabra? has caído en la IN-TO-LE-RAN-CIA!

 

Cuando te relacionas con otras personas sin importarte raza, sexo, religión, etc, estás haciendo uso de tus valores que son el respeto, la empatía, la humildad, todos ellos están muy ligados a la tolerancia, si eres tolerante estás dándote la oportunidad de dejar de lado los prejuicios y las ideas preconcebidas de rechazo hacia lo que no comulga contigo, te estás alimentando espiritualmente del conocimiento de los demás, te estás conectando con otras almas que están aquí en este Universo para hacer contacto entre sí mismas y unirte como parte importante de esa cadena que sin ti no está completa, porque te estás permitiendo que los demás te ofrezcan todo un cúmulo de cosas extraordinarias que tienen para ti, al mismo tiempo que tú se las ofreces a los demás .

Entonces, porqué no empezar a ser tolerante ante todo lo que la vida nos pone enfrente?, muchas personas le llaman aceptar, pero no puedes aceptar con intolerancia si no estas siendo realmente feliz, y tal vez estás buscando la manera en que no se acabe tu paciencia mientras tratas de asimilar lo que te esta causando tensión, y muchas veces crees no poder lidiar con “eso” y “eso” se convierte en un círculo vicioso del que te cuesta trabajo salir, y liberarse… es entonces cuando es tiempo de preguntarte ¿Qué tan tolerante soy?

 

Aquí te dejo algunas reflexiones acerca de la tolerancia, léelas pausadamente y checa qué es lo que te está causando ira o frustración…

 

1      El punto principal sería primero contigo mismo, ¿Eres tolerante con tus errores, pensamientos, acciones?

  1. ¿Eres tolerante con las personas que tienen un ritmo de aprendizaje más lento?

3      Con quienes que profesan otras religiones.

4      Con quienes tienen una ideología política distinta

5      Ante la recepción de un comentario negativo.

6      Hacia la diferencia en las preferencias sexuales.

7      Con las personas de diferentes países

8      Hacia las personas que no tuvieron la mejor formación educacional.

9      Con tu equipo de trabajo, incluso si eres el jefe y el responsable.

10    Con las personas discapacitadas.

 

Si marcaste aunque haya sido UNA sola, entonces trata de resolverlo pronto … tu vida será menos complicada y fluirás mejor con las personas, la vida en sí!

 

Sigue leyendo a Lili Soto