El acceso a la vivienda es uno de los graves problemas de la sociedad hoy en día, especialmente de la juventud, pero este problema podría tener los días contados, si estás dispuesto, eso sí, a vivir en un contenedor.

Eso es lo que propone el gigante de las compras Amazon en su web, casas fabricadas en los típicos contenedores marítimos que se ven en los barcos de carga en los puertos y que recorren miles de kilómetros.

Pero antes de ponernos las manos a la cabeza, veamos qué es lo que se ofrece, por un precio de US$36,000. Pues la extensión es de unos 30 metros cuadrados y está totalmente equipado y preparado para entrar a vivir.

La vivienda cuenta con una habitación, un cuarto de baño completo, una pequeña cocina y una sala de estar. Además, la casa viene con los electrodomésticos correspondientes y un extra de lujo, calefacción y aire acondicionado.

Por el momento, la compra solo está disponible en territorio de EEUU y Amazon cobra unos US$4,500 por los gastos de transporte, que tardan unas dos o tres semanas en llegar.

Hasta aquí todo parece muy bonito, pero ahora toca leer la letra pequeña, sí, que la hay. Resulta que la casa no viene montada, o sea, hay que montarla y no es lo mismo que montar un mueble de Ikea, sino hay que montar una casa entera.

En EEUU y Canadá, el mercado de las casas prefabricadas es algo muy común. La gente vive hasta en caravanas, pero en Europa y otros países de Latinoamérica no es algo frecuente.

Desde el punto de vista de justicia social, estas casas son una solución intermedia, ya era hora de que bajaran los precios de la vivienda para que todo el mundo pueda acceder a ellas, pero claro, ¿es un contenedor lo mejor que se puede ofrecer por un precio digno?

¿Vivirías tú en una casa así? ¿Qué te parece esta propuesta?

Sigue leyendo a Luciana Prieto