El inconsciente es el que crea, atrae y manifiesta

 

Conferencia el Inconsciente y las emociones ocultas: https://www.youtube.com/watch?v=4mTBFVy72MQ

Conferencia Los niños expresan lo que los padres callan:

https://www.youtube.com/watch?v=smVNVm4OQnU

 

Existen infinitas formas de vida en el universo, muchas más de las que podemos percibir con nuestros sentidos, lo que determina su expresión es su nivel de consciencia. En el ser humano, cada aprendizaje es un paso en un proceso de redescubrimiento de nuestras potencialidades, así la mente consciente explora el terreno inhóspito de la mente inconsciente, que abarca casi la totalidad de lo que existe. En cuanto a proporciones, la mente inconsciente corresponde a un 95%, mientras que la mente consciente apenas a un 5%. Analógicamente, podemos utilizar un iceberg para representar la mente, la parte visible, que es sólo una porción pequeña, es la consciencia y la parte sumergida es equiparable al inconsciente. Por lo tanto, quien controla nuestras vidas es el inconsciente y sus programas que se ejecutan de manera automática. En este punto como es lógico, nos estaremos preguntando, ¿cómo podemos cambiar patrones de pensamiento y conductas negativas, si ni siquiera los vemos? La respuesta es sencilla y viene planteada a través de otra pregunta: ¿qué herramienta empleamos todos los días para vernos y comprobar nuestra presentación personal? Eso mismo… el espejo. En nuestra realidad cotidiana estamos rodeados de espejos, de ellos, los más importantes y difíciles de aceptar los encontramos en nuestra propia familia. Recordemos que la familia es un microcosmos y las relaciones que establecemos en el núcleo familiar son las que llevaremos al exterior, para relacionarnos con el mundo. Ahí están los vínculos que debemos sanar para ser personas plenas y recobrar la paz interior.

El Inconsciente puede dividirse en 3 clases:

-El Inconsciente Personal: El trayecto recorrido por el alma a través de su peregrinaje por muchas vidas. El compendio de experiencias, aprendizajes, conocimientos, capacidades, conflictos, traumas, historias por resolver, que acumuló el alma en su viaje de autodescubrimiento.

-El Inconsciente Familiar: El árbol genealógico. El legado evolutivo de una familia o grupo de almas a través de sus múltiples generaciones. En los diversos miembros de la familia es posible evidenciar la ley de causa y efecto, comúnmente conocida como karma, esta ley se basa en los opuestos para crear un mecanismo de compensación que restablezca el equilibrio. Por ejemplo, si en una rama del árbol hubo miseria, escasez, hambruna, por la razón que fuere, algunos de los descendientes, van a recibir oportunidades para generar abundancia y prosperidad. Por esto, encontramos personas con muchas dificultades para abastecerse económicamente, mientras que a otras les basta con chasquear los dedos y abrir la mano para que aparecezca el fajo de billetes. Lo esencial es identificar la creencia limitante que creó la situación de escasez e integrarla a nivel consciente para poderla liberar, al igual que el dolor emocional de quienes vivieron esa experiencia.

Cuando se presenta un conflicto en una familia, la solución aparece por lo general, 4 generaciones después, dependiendo del grado de intensidad del problema; los nietos estamos más emparentados con los dramas que vivieron nuestros abuelos y bisabuelos, que con los de nuestros padres. Esa alma que hereda el conflicto estará dotada de mayores recursos para resolver la situación y también puede manifestarlo en forma de síntomas físicos. Este tipo de personas son llamados: “factores de conciencia o sanadores del árbol”. El lugar que ocupas dentro de la familia nos habla de los rasgos de personalidad que quieres trabajar y la lección de vida que vienes a aprender.

Si bien es cierto que llevamos plasmadas a nivel celular las memorias de las experiencias vividas por toda la familia, también lo es, que tenemos afinidades o mayores grados de conectividad con determinados miembros de la familia y estas conexiones marcan los derroteros de nuestra vida. Temas recurrentes, situaciones que se repiten, prototipos o personajes con perfiles de conducta muy similares, reacciones exageradas o violentas que hasta a nosotros mismos nos sorprenden porque conectan con raíces emocionales muy profundas. ¿Cuántos de nosotros hemos tenido alguna vez una sensación de “deja vu”, de estar experimentando de nuevo la misma situación, aunque el contexto y las personas involucradas cambien?, esto ocurre porque el conflicto al que nos enfrentamos es el mismo. Es de vital importancia identificar estos aspectos, puesto que nos revelan el contenido de los programas que traemos a nivel inconsciente. En mi interacción con los demás puedo reconocer cuáles son mis proyecciones. Para trascender una experiencia dolorosa es necesario sanar la percepción, es decir, identificar, trascender y liberar las creencias erróneas que la crearon, porque obedece a una manera distorsionada de ver la realidad.

-El Inconsciente Colectivo: El bagaje histórico, cultural, social, intelectual, espiritual de toda la humanidad, a través de millones de años de evolución. Mi alma es la síntesis de ese proceso, es el oro que se ha labrado durante ese trasegar evolutivo, y es la depositaria de esas memorias, que están plasmadas en mis genes; este es el  objeto de estudio de la Epigenética.

 

Principales características del Inconsciente:

1) ES INOCENTE: no utiliza juicios de valor, no juzga, nada es bueno o malo, simplemente ES.

2) NO DIFERENCIA ENTRE LO REAL Y LO VIRTUAL: no hay diferencia entre lo que es o lo que creo que es, entre lo que pasa o lo que creo que pasa. Lo importante es la percepción que se tenga, no se puede poseer la realidad, lo que conocemos es nuestro punto de posicionamiento frente al mundo. Si crees algo esa es tu realidad.

3) CREA LO QUE CREE: precisamente en esta condición reside su gran poder terapéutico. Utilizando ciertas herramientas se puede lograr que el inconsciente asuma una situación que puede no coincidir con la realidad, a esto lo llamamos: reprogramación; de esta forma todo el cuerpo va a ajustarse a ese nuevo patrón de pensamiento, así puede modificarse la funcionalidad del organismo y pasar de un estado de enfermedad a un estado de salud.

4) ATEMPORAL: vive en un continuo presente, por lo tanto, puede seguir afectándome y puedo seguir reaccionando ante un hecho que ocurrió hace mucho tiempo, incluso situaciones que no me ocurrieron a mí, sino a un miembro de mi familia y se encuentran grabadas en mi memoria genética.

5) EL MUNDO ES UN ESPEJO DE TI MISMO: todo lo que encuentras es reflejo de tu interior.

 

 

Sigue leyendo a Luz Katherine