“En la lucha contigo mismo nunca saldrás vencedor”

 

Video: ¿Cómo observar los juegos de la mente? Paloma Crisóstomo

 

Video: Espejismos. Marta Salvat.

 

 

¿Qué es la realidad? Si le preguntas a cada humano de este planeta, vas a recibir una respuesta diferente. ¿Y quién tiene la razón?, todos y ninguno, porque razones tenemos todos para ser como somos y pensar como pensamos; sin embargo, tener razones no significa ser dueño de la verdad.

Vivimos en un universo metafórico, en el que todo es un símbolo, una representación que adquiere millones de interpretaciones según las creencias, percepciones, experiencias de vida y memorias de cada individuo. No somos conscientes de hasta qué punto nos poseen nuestras proyecciones, por eso siempre hay que tener presente que aquello que llamamos “realidad”, es una interpretación, nuestra interpretación de lo que percibimos dependiendo de nuestras creencias a nivel inconsciente, dicho de otro modo, vemos todo del color de las gafas que llevamos puestas.

¿Y es que de verdad actuamos a voluntad?, ¿somos libres o el afán de controlar es una ilusión?, ¿hasta qué punto nos comportamos como robots ejecutando de forma automática programas que desconocemos? Este es el mundo de la ilusión, del sí pero no, de las verdades relativas, de la paradoja, aquí no busques la realidad entendida como verdad absoluta porque no la encontrarás, aquí todo es incompleto, parcial, está construido a partir de la dualidad, los pares de opuestos percibidos bajo la noción de separatividad, una balanza en constante devenir, aquí lo único permanente es el cambio. Aquí somos personajes desempeñando un rol en una película, con un guión que ya ha sido escrito. Lo que percibimos como nuestra identidad es un disfraz. Este mundo está gobernado por el ego.

El ego es el maestro del engaño, el gran manipulador y sus principales herramientas son el miedo y la culpa. Cuanto más dominado estás por tu ego, más desconectado estás de tu espíritu, acalla la voz de tu ego y empieza a generar apertura, toma distancia de las situaciones que te ocurren y aprende a observar. No eres ajeno a las circunstancias que aparecen en tu vida, todo lo que nos rodea es reflejo de nuestro diálogo interior; si eres una persona que ejerce la crítica destructiva sobre otros y en cambio, eres autoindulgente y te gusta justificar tus conductas inapropiadas, crearás situaciones que reflejen tus verdaderas creencias, es decir, te convertirás en objeto de las críticas mordaces de otros porque esto es lo que proyectas. El que necesita ser violento con los demás, es violento consigo mismo.

Para el Inconsciente no existe “el otro”, todo lo ve en perfecta unicidad, por eso, tu mente inconsciente traducirá cualquier cosa que pienses de los demás como un mensaje sobre ti. Entonces, ¿qué tan buen consejero puede ser nuestro ego, si para él la culpa siempre la tiene el otro?, otro que ni siquiera existe porque no es percibido como tal.

Una persona irresponsable es aquella que va por el mundo en plan de víctima para sentirse con el derecho de abusar de los demás, en la culpabilización del otro, en la agresión constante, en el menosprecio del otro, ¿y cuál es el resultado de proyectar su frustración en los demás? Su mente inconsciente frecuentemente está recibiendo mensajes de autoagresión, una persona así termina creando su identidad a partir de los aspectos que odia y quiso evadir. Estos son los efectos del ego. Un acomplejado es un egocéntrico, devorado por un ego monstruoso, contrario a lo que se cree, la soberbia no es cuestión de sobrevalorarse sino que es la forma más exaltada de un complejo de inferioridad.

Sin embargo, no se trata de luchar por desterrar los pensamientos que te molestan y las personas en quienes los proyectas o los detonan en ti, al contrario, la expansión de la consciencia es un proceso de integración. El problema no son las personas en sí mismas sino lo que representan, observa el conflicto y transfórmalo en aprendizaje. Claro que tampoco se trata de obligarte a soportar aquello que te daña, poner distancia es lo más conveniente, pero lo indispensable es cambiar de mentalidad, porque si continúas aferrado a los mismos patrones de pensamiento que crearon el conflicto, seguirás atrayendo más de lo mismo. Todas las decisiones que tomas basado en tu ego son erróneas y sólo pueden traer sufrimiento, puesto que están construidas sobre percepciones falsas. Tú eliges: ¿el oportunismo del que quiere jugar a la víctima o la sabiduría del maestro?

En este proceso de apertura, empezamos por criticar en los demás lo que no queremos reconocer e integrar en nosotros mismos. No luches con tus proyecciones, cuanto más las combates más las fortaleces, lo que reprimes te desborda, lo que evades te persigue. Cuando niegas algo dentro de ti, aparece en el exterior distorsionado por tu creencia. Observa tus experiencias y así sabrás cuáles son tus creencias.

Eres consciente de ciertos aspectos de tu personalidad y de otros no. Las personas que te rodean no son rivales con los que tengas que competir, sino que te completan, porque te muestran aspectos tuyos que por ti mismo no reconocerías. No hay virtud sin defecto, no hay defecto sin virtud. El otro es un espejo, a través de él puedes ver lo que necesitas integrar en tu conciencia para ser más pleno.

Toma conciencia de que el diálogo con el otro es un diálogo contigo mismo.

 

Afirmaciones para sanar la percepción:

 

Mente universal que estás en mí, te entrego mis apegos, preocupaciones, mis angustias, mis miedos, confío en que sabes resolverlo mejor que yo. Ocúpate de orquestar todas mis relaciones y situaciones para que se me abran todas las puertas a la abundancia en todas las facetas de mi vida. GRACIAS.

DIVINIDAD te entrego mis percepciones falsas, mis pensamientos negativos, mi dolor emocional y mis actos. Te pido que intervengas y mejores mi vida de la forma correcta y perfecta para mí.  En ti confío.

Amor perfecto y divino borra en mí todo aquello que creó mis percepciones falsas respecto a esta situación (…) y transmútalo en amor incondicional. Ayúdame a experimentar y manifestar mi verdadero SER, ayúdame a aprender mis lecciones de vida, a cumplir los propósitos de mi alma y a trascender las dificultades con sabiduría. GRACIAS.

“Padre, madre, dios, espíritu, fuente perfecta, te pido que este patrón de energía (…) sea enviada hacia su evolución espiritual para el mayor bien y el beneficio de todos los involucrados”. GRACIAS.

 

 

Sigue leyendo a Luz Katherine