Lo más “skyline” de España está en Madrid. Caja Madrid, Sacyr Vallehermoso, de Cristal y Espacio, son las Cuatro Torres Business Area CTBA que tocan el cielo de Madrid.

Espectaculares y sofisticadas pero sobre todo altísimas. Se levantan sobre 69.500 metros cuadrados y es lo más skyline de Madrid, además de figurar entre los diez edificios más altos de Europa. Nacen en el Paseo de la Castellana, donde estuviera ubicada la Ciudad Deportiva del Real Madrid.

Con la mirada vertical contemplamos la nueva era, el perfil, la silueta o la línea que organiza y reorganiza el paisaje. Las 4 torres juntas sobrepasan los 960 metros con más de 200 plantas y 80 ascensores. Desde abajo nos conmueven y nuestra retina se expande por el interior de uno de los vestíbulos, 12 metros de altura.

Cultura “skyline” para estar a la altura

Cultura “skyline” para estar a la altura

Los números alcanzan el cielo pero también la tierra. El subsuelo de las 4 torres tiene capacidad para albergar más de 4.200 vehículos y todo el conjunto del parque empresarial está rodeado por una alianza subterránea que comunica las 4 torres con cualquier punto de Madrid.

Así emergen, igual que sobre una maqueta tapizada donde al contemplarlas imaginamos, disfrutamos y admiramos la creación mágica del diseño arquitectónico convertido en arte.

Y solo para una torre

Moverse en estas dimensiones provoca tanto vértigo como desplazarse en sus ascensores; a ocho metros por segundo.

Las cifras se disparan mientras la torre crece. Gestionar la colocación de más de 4.500 ventanas, pavimentar con más de 4 millones de ladrillos, manosear 25.000 metros cuadrados de cristal,  conseguir verter 40.000 metros cúbicos de hormigón y agitar 90.000 metros cúbicos de tierra es una proeza para la que hay que estar a la altura.

Ni todo lo alto es bello ni lo bello es alto, pero las 4 torres consiguen captar nuestra atención bien sea para gustar o para disgustar. Entre el cielo y la tierra existe una verticalidad que algunos han aprendido a maximizar.

En la Torre de Cristal hay un jardín y en la Torre Espacio una iglesia

A 250 metros de altitud florece el jardín más alto y más grande de Europa, con una superficie de 600 metros cuadrados. Tiene 12 robles más uno, por si acaso, ya que la temperatura allí arriba varía mucho pudiendo estar nevando en la corona de la torre  y abajo ni enterarnos.

El jardín es una llamada a la naturaleza con sus 24.000 plantas de más de 40 especies diversas y una sofisticada técnica de riego que no hace sino resaltar la creatividad del diseñador francés Patrick Blanc, conocido como el “Jardinero Vertical”.

En la planta 33 de la Torre Espacio se ubica la iglesia. La más cercana al cielo, la más alta de España y aseguran que la más alta del mundo. La casualidad ha querido que coincida su ubicación con la edad en que  murió Cristo en la cruz, pero la causalidad es que la planta 33 es una de las más seguras de la Torre Espacio.  Así es que la iglesia además de cumplir con su objetivo de refugio espiritual también es un refugio contra incendios.

La iglesia está bendecida por el Cardenal Antonio María Rouco Varela y bautizada como “El Faro del Cristo de la Torre Espacio”.  Un faro que emite una intensa luz de color verde y discontinua que se avista desde varios puntos de Madrid y nos indica el lugar exacto del sagrario. Algunos harán por no verla y otros recordarán el verso que escribió Antonio Machado, “El ojo que ves no es ojo porque tú lo ves; es ojo porque te ve.”

“Lo más “skyline” de España está en Madrid. Caja Madrid, Sacyr Vallehermoso, de Cristal y Espacio, son las Cuatro Torres Business Area CTBA que tocan el cielo de Madrid.”

La Torre Sacyr alcanza las estrellas y 5  son del hotel

¿Se pueden tocar las estrellas? Creemos que no, pero desde el Hotel Eurostars Madrid Tower se puede estar muy cerca de ellas. Es un mundo exclusivo dentro de la Torre Sacyr. El hotel ocupa 31 plantas y alberga más de 400 habitaciones donde nos resultará muy difícil elegir entre; suites ejecutivas o superiores, habitaciones skyline o junior e incluso la habitación presidencial. Pero lo realmente complicado será apartar la mirada de las excepcionales vistas que poseen.

 

En la Torre Caja Madrid hay un auditorio flotante 

El impresionante diseño arquitectónico de esta torre alberga un hall de grandes dimensiones. De la parte más elevada de esta planta se suspende el auditorio “flotante”,  lo que termina formando un singular conjunto. Todas sus paredes son de cristal produciendo luminosidad y alegría. Tiene capacidad para 300 personas y sorprende la avanzada tecnología de sus butacas, con un nivel de confort que invitan a permanecer allí mucho más tiempo.

 

Un genio para cada torre

Desde la Plaza de Castilla la primera torre es Caja Madrid, de Norman Foster. La segunda es Sacyr Vallehermoso, de los arquitectos españoles Carlos Rubio Carvajal y Enrique Álvarez-Sala Walter. La tercera es la Torre de Cristal, de César Pelli y la última es Torre Espacio, del estudio de arquitectura Pei Cobb Freed & Partners.

 

Maria Sanchez