Espero que ustedes recuerden tanto como yo a esos inolvidables muñecos de cuerda.

Eran una maravilla, el problema principal de esos muñequitos era que la cuerda dejaba de funcionar, se «encuerdaban» decían.

Eso de encuerdarse es una palabra que describe en la jerga común, el acto de enfurecerse, enojarse.

Evidentemente los muñecos no se enfurecían, pero nosotros sí cuando dejaban de funcionar, había quienes los abrían hábilmente y lograban repararlos, pero casi nunca tenían remedio.

Me acordé de estos cacharros cuando estaba pensando que algunos seres humanos funcionamos a base de cuerda, o lo fácil que resulta darle cuerda a alguien.

Y es cierto ¿alguna vez le has dado cuerda a alguien? Seguramente sí.

Hacer creer  una persona algo sin intenciones de cumplir es darle cuerda, o motivarlo mediante una idea para lograr tus fines es darle cuerda.

Muñecos de cuerda

Muñecos de cuerda

Hay personas que necesitan cuerda

Pero hay gente que necesita «la cuerda para vivir» como si se tratara de un mecanismo de estímulo-recompensa. Son de esas personas que necesitan sentirse aludidos o necesarios en alguna situación para responder a ese estímulo.

Ejemplos de varios tipos serían:

  • Me he topado con ese tipo de personas, por ejemplo el que piensa que todo es indirecta y las toma como combustible para despotricar contra todo y todos cada vez que se siente señalado, una vez que pasa su enojo  y ha descargado su furia interna, descansa hasta la próxima vez que alguien »le de cuerda», son individuos graciosos ya que los puedes llevar a revelarse como realmente son con  solo ponerles una carnada.
  • Otra personalidad que funciona a base de cuerda es; la chismosa, de lo más divertido, cualquier cosa que pretendas expandir, magnificar o viralizar, tiene que pasar por oídos de la chismos@, las personas de este tipo, nunca escuchan realmente lo que van a contar, llenan los huecos de todas las historias con sus prejuicios y proyecciones.

A ellos se les »da cuerda» contándoles algo, lo que sea pero si es íntimo y puede dañar tu reputación mejor,            ¿como hacer que operen  tu favor? Son excelentes espantando  quienes no quieres en tu vida.

  • Y por último, otro individuo que funciona a base de cuerda es el »único e irrepetible» este tipo de personaje, se cree todo lo que le digan mientras le inflen el ego, «darle cuerda» es muy sencillo, sólo  tienes que hacerle saber que  inteligente, guap@, increíble o necesari@ es.

Obviamente lo creé, pero eso también lo hace una persona muy vulnerable, por eso necesita que le den cuerda todo el tiempo, como si se tratara de alimento hay que darle dosis constantes de alabanzas para que en respuesta solo tengas un maniquí descerebrado que ocupa palabras irreales para sobrevivir y querer complacer en todo a lo que considera su club de fans.

Dar cuerda no es fácil, pero cuando lo haces bien tendrás horas de diversión garantizadas.

 

También te puede interesar: Ser mujer es pagar peaje

 

Sigue leyendo a Moira Magenta aquí.