La dieta mediterránea beneficia solamente a las personas con dinero y que tienen estudios. Esto revela el estudio publicado en la revista International Journal of Epidemiology.