La Asamblea General de las Naciones Unidas decide proclamar el 21 de noviembre Día Mundial de la Televisión.