El Día mundial del Libro es una conmemoración que inició el 23 de abril de 1995 y que fue promovida por la UNESCO, para dar valor a todos los escritores, sus obras, la protección de la propiedad intelectual y con el interés de fomentar la lectura en la juventud, sin embargo, la historia de esta conmemoración empezó mucho antes de esta fecha.

Y es que, lo que muchas personas desconocen, es que el 23 de abril ha sido una día relevante para la literatura, ya que a través de los años, nacieron y fallecieron escritores eminentes en el mundo de la escritura, principalmente en 1616 cuando coincidió el fallecimiento de Shakespeare y Miguel de Cervantes (aunque algunos medios indican que esta fecha fue la de su entierro, más su deceso fue el día anterior), dos escritores que dejaron una huella imborrable y que, al día de hoy, sus obras continúan siendo muy conocidas.

Pero, ¿de dónde proviene la idea original de esta celebración?

La idea nace del escritor valenciano Vicente Clavel Andrés, proponiéndola a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona, quien la aprobó en 1926.

A este concepto se le aúna la tradición del día de Sant Jordi, celebrado en Cataluña en esta misma fecha.

Sant Jordi, como cuenta la leyenda, fue un caballero de Capadocia, responsable de salvar a su reino de un dragón que atemorizaba a sus habitantes quienes, cansados de que muriera su gente y tras múltiples intentos por acabar con el miedo en el pueblo, le pidieron al rey que enviará a alguien de su familia a la lucha, y este decidió enviar a la princesa.

En la cueva del dragón, la princesa se encontró con Jordi, uno de los valientes caballeros que había sido enviado y al que se le había prometido todo tipo de riquezas si eliminaba a la bestia. Jordi, clavándole su espada al dragón, terminó con la tragedia y salvó a la princesa y de la sangre que brotó del cuerpo del este, nació una rosa roja que el caballero ofreció a la dama.

Es por esta tradición que en Cataluña se acostumbra a que cada 23 de abril los hombres regalen rosas a las mujeres, como si de un caballero y una princesa se tratara y estas les regalen un libro en conmemoración al fallecimiento de Cervantes y Shakespeare.

Actualmente, cada 23 de abril y gracias a Vicente Clavel Andrés, las calles de Cataluña se llenan de personas motivadas por esta celebración, siendo Las Ramblas de Barcelona, uno de los puntos más transitados en donde los vendedores llenan la calle con sus puestos de rosas y libros y muchos autores se aproximan para firmar sus obras y promover la lectura.

Y tú, ¿cómo celebras el día del libro? sea que lo conmemores o no, ¡te deseamos un feliz día y una buena lectura!