Cuando reímos en familia, reímos con el corazón. Este gran susto que se llevo este papá lo va a recordar por toda la vida.