Hay regalos que pedimos y otros que llegan sin esperarlos. Algo mejor que recibir regalos es entregarlos. La emoción de ver a las personas que queremos ( o en este caso mascota ) llenos de alegría es algo insuperable. Esperamos que en estas fiestas se hayan llenado de buenos sentimientos y que perduren por este 2018.