Sin el “norte américa”, ¡sin fronteras! la luna de la luz de visita, no rueda por callao perforada por un misil, caen lágrimas huecas y llora por 18, la ciudadela y avellaneda…

No saben las lágrimas, de afganos y niños afganos, de talibanes y niños talibanes. 

De gurcas asesinos y sus hijos que los esperan luego del trabajo…

No saben las lágrimas, que también los palestinos tienen niños…

Y tienen jóvenes enviados al cadalso, las mentes lavadas no saben de qué se trata… las lágrimas ruedan al vértigo por túnicas negras bañadas de sangre.

Nunca llegarán a la tierra por los desterrados que buscan su tierra…

¿Y quién la tiene? un niño judío la tiene entre juguetes balas y muros…

¿Y quién la tiene? si sobra tierra para tantos; yo señor, no señor…

Pero señor, ¿quién la tiene? ¿quién la distribuye?

¿Quién dice haberla distribuido ecuánimemente? Sí, señor.

Errantes por tu mundo creado, ¿quién dice con amor?… Sí, señor, caminantes eternos permitiste.

Y aún aguardan que llegues, sí, señor, el mesías tiene la tierra.

No señor, dicen que un dios la tiene… La fábula no tiene moraleja 

y de tenerla, cada uno la tiene…cacheteada mi vida, mi brazo derecho partido, el izquierdo a los chanchos.

Caminante irredento de rodillas peladas sin pelos ni piel, los huesos entre tres altares de inútiles sacrificios, mata a tu hijo si en mí crees…

Ad infinitum idealizando mi mente… mis ideas, mi religión dentro de la religión o secta, nada es real dentro de lo apócrifo

Mis obsecuencias dentro del vacío total, quién dice que no existe, yo lo veo, lo defino lo acoto, lo muestro, lo guardo, lo escondo, y los astrónomos lo ignoran…

Lo niegan y escriben y escriben y lo buscan en noches interminables de telescopios gigantes, entre las columnas de errantes caminantes junto a sus dioses apátridas.

Ad Referéndum 2001

Ad Referéndum 2001

Intentando del vacío originar puntos de tierra sin fronteras… Exacerbaciones y utopías de mi espíritu a diario… Tres cruces, tres vírgenes violadas, una cruz del tamaño de un humano crucificado…

Un hombre con dos ojos tan abiertos, obtuso hasta sonriente rígido ya no peca pero, ¿quién dice qué es el pecado y quién el pecador? ¿Cómo tirar la primera piedra si volverá sobre todos nosotros? ¿Cómo culpar? ¿cómo crucificar? si todos somos reos de la creación…

La oscuridad de mis otros planetas habitados, de mis otros poetas y extravagancias múltiples, en mi mundo dentro mío. In-común la normal anormalidad para los tan comunes, sucumben ante las ideas, se suicidan generalmente con algún gran hermano en la tv…

Ad referéndum, tengo pensado secar el árbol prohibido… Y nunca habrá manzanas doradas al sol y el pobre adán del cuento nunca morirá y la viboreante Eva reina de las futuras prostitutas, fabricará los hijos sin gestarlos…

Y no existirá el sexo y entonces seremos todos iguales y todos tendremos los mismos derechos y la tierra que será nuestra, será equitativamente repartida y no habrá errantes y no habrá sintierra…Y no habrá falsos dioses, ni religiones, ni religiosos.

Ni fantasmas que se valgan de pobres ignorantes con parte de mi vacío en su mente, que ofrezcan su diezmo para los mentirosos del mundo y el mundo será mundo…

Ad referéndum tengo pensado secar el árbol prohibido y quemarlo para crear otra historia la de gymkaná

Sigue leyendo a Óscar Alberto Marchesin

No Hay Más Artículos