Guerra calla los guerreros, cantando
corriendo pasan, pisan, posan, parten, mueren,
la tele, la radio, la foto, las revistas
mueres, ya eras, eres cadáver, descompuesto

sin olor, sabor, color, sin dolor, con pavor
rebotan las balas, las bolas de bilis, bajan biblias
botulismo, sionismo, cinismo mismo atrás esporas

ántrax, horas dolorosas inventadas
morder, joder, comer, temer valer un cobre
tener más, querer menos, amar a medias rotas
querer más o menos los minutos que cuadren

bajos muy altos, la misma música insoportable
la percusión y los bajos demasiado altos
¿La armonía? no lo sé o se hace lo que sale
o no la invitaron a la fiesta de la guerra

otra vez las bombas caen como uvas maduras
buscando convertir nuestra sangre en vino
o como dice otro de los incivilizados :
«Nos harán estallar como guitarra de Pappo en concierto por la paz«

¿Y el terror, error, dolor, calor, color del fuego?
nos hace temblar como barriga de bailarina
africana, jamaiquina, islamita, por ello, preferimos acompasar los estruendos de afuera
con cánticos… choques de palmas y encuentros de almas en la muerte
armonizando esos bajos demasiado altos con balas

Sigue leyendo a Oscar Alberto Marchesini