Desde el vino de la locura de Dionisios
Al que Hera esposa de Zeus
Intentò abatir en mil planes mil
Inventando otras tantas el idioma de los celos

Al que hizo nacer dos veces

El suicidio ante lo desconocido
Ante la locura encubierta
Tras una bebida

Independiente de todo

Los enfermos exigen un llamado
Que alguien haga sonar el timbre
Ante la necesidad etica
De la legalización de la eutanasia

En esas situaciones extremas provocadas
Por Dionisios
Como beber de su mano el vino

Entre las orgias incontroladas
Inventor de un sexo nuevo
Que termina en la muerte
En el clima de la vegetación
Donde los colores
Desorbitan los ojos de los comunes

Hombres y mujeres dejando de lado sus vidas
Viajan del drama a la comedia a la tragedia
Y al lirismo final
Enmascarados irreconocibles sin identidad regalada

Dionisios desciende a los infiernos
Cubierto de vino pesares buscando el fin
O buscando a Selene su madre humana
Llevada hasta alli por Hera
Ese descenso generò nuevas visiones
Tanto apocalipticas
Como sectarias esotèricas
Incluidas oportunistas religiones trasnochadas

Y volviò
Y su hijo con sus hijas
La de las semillas la del vino la del oleo
Agamenòn intentò raptarlas para salvar su guerra
Y Zeus y Dionisios las hicieron palomas

Los individuos se enfrentan entre ellos
Y como espejos se astillan
Hasta el suicidio del alcohol
Ante la imposibilidad del impulso creador
Y se inventa la Psique el alma

El suicidio se ve como una metáfora real
En todo tiempo de derrotas y barbarie
Què importa eso ante tantas virtudes diabòlicas
En dionisios el cobarde …
El hombre sin metas ni ideales

Ha quedado solo
Enfrentado a la terrible constelación
De las ninfas Hiades
Y ante la posibilidad concreta
De que no quedò nada en ningún lugar del espacio

El Edèn o el suicidio como viaje
Hacia la muerte a traves del alcohol
O la forma de escapar
O la falsa inocencia …

 

 

Sigue leyendo a Óscar Alberto Marchesin