Es primavera en las montañas y estas sola

Vine sólo en tu busca y estoy solo…

 

Entre las crestas silenciosas los leñadores del alba

Al eco de las hachas talan árboles y sentimientos…

 

Los arroyos helados aùn contienen nuestros besos mordidos

Hay nieve en el sendero y fuego en nuestros ojos las làgrimas…

 

Bajo un sol indeciso mis tres ùltimos pasos…

Llego a tu choza entre dos rocas el espectro de tu rostro…

 

Colgada de la nada a la espera nada pides no me esperas

No ves siquiera el halo que te envuelve desde tù principio…

 

Vaga luz oro y plata de tu cabello sobre mi almohada

Manso y suave como los ciervos que has domado entre sonrisas…

 

Cuando acostada sobre mis piernas en el camino dormiste

Cuando nos mordimos en las noches sin bosques ni habitantes…

 

Son los recuerdos son las pasiones encontradas

Y no nos vimos y fuimos los fantasmas de lo que intentamos ser…

 

Y ahora què…

 

Sigue leyendo a Oscar Alberto Marchesín