Sobre las flores rojas la sangre

Sé mimetiza se confunde entre las hojas secas
Y ciega corres con la bestia que besa tu nuca …

Esa bestia nos trajo a este mundo
Esas se comen entre ellas y nosotros …

Pensar que podemos ver y fuimos ciegos antes de nacer
Nunca hubo flores rojas ni hojas secas
Ni el viento ni la sangre ni la mugre
Solo la risa de miles de niños
Que desde una grabación nada reclaman
Nunca hubo niños ni vida ni oxígeno ni planeta …

… Trepó al muro hasta alcanzarlo
Lo apaleó cuatro horas lo acarició y besó la vida restante
Cayeron sobre ellos los molinos del Quijote …

Nunca hubo caballeros ni apaleos ni caricias ni princesas
Nunca hubo un muro conteniendo bestias
Ni Quijotes ni castillos ni manchas …

Ivy
sé agua de las hojas doradas secas de sangre
Quebradas de viento …

¿Quién devoró tu corazón en ese bosque?

Junto al ropero donde tu padre muerto estaba colgando …

Nunca hubo árboles que inicien la noche ocultando la luz
Nunca Ivy hubo sonidos ni silencios ni vacío
Y ciega corres y la bestia siempre detrás de ti Ivy

La bestia nos trajo y nos lleva
De trozos o enteros
En futuras existencia o ahora mañana será pasado …

Ivy no existe el tiempo
Cuando la creación no comenzó …

Cuando tu padre muerto
Aún no nació …

Sigue leyendo a Oscar Alberto Marcehsin