Quien no tenga una momia

colgada en el ropero deteriorado

irá a un ciber cielo sin juicio final

 

Y como dice la canción

si la historia la escriben los que ganan

quiere decir que existe otra historia

 

Y quien quiera oir que oiga

pero que descuelgue a la madre

del ropero destruido

 

Y que arriesgue mostrar los rostros

en mi esquina adoquinada

gimiente de cadáveres enroscados

 

Muertos de la historia

con o sin escoba, inquisición de por medio

genosidio masón, opusdeista, vaticanista

 

Entre yanquis plantadores de todas las enfermedades

dentro de su gloria negra petrolera

miles de laboratorios buscando nuevas pudredumbres

 

Apoyados por los papitas pedófilos hitlerianos

entregadores de las peores drogas, armas y prostitutas

hiroshima, nagasaki y miles más…

 

Y la momia de cada religión-secta-pastores de abejas rengas

que al escapar de cada ropero

negó todas las mentiras templarias

 

De cada libraco de la apocrifidad

gran negocio de las editoriales

para lograr el dramático mentiroso diezmo

 

Sigue leyendo a Óscar Alberto Marchesin