Es consciente de su creación
Pero ni idea de donde salió él …

Es limitado y finito
Es vago y le gusta el vino tinto
Es mujeriego y algo corrupto …

Reconoce también no haber creado mujer alguna
Él dice:
… “La mujer ya estaba fue mi creadora
y existió desde siempre” …

Es demasiado perfecta para que alguien
Se haga responsable de ella
Es demasiado Todo para cualquier dios
Y pobre el hombre que se atreva mortal …

O dios negligente …

Mi dios duerme siglos y al despertar
Pueblos enteros han desaparecido
Y hasta le nacen los Bush y los Papas …

Ríe de los genocidios llora como un niño
Es inmaduro y escribe noches que duran años
Escribió novelas fantásticas y muchos bodrios:
… Los libros de muchas religiones
… Colaboró en el mediocre Quijote
Y reclama derechos …

Una tarde de octubre se durmió sobre un manto …
En el desierto los cuervos lo atacaron de sangre la arena
Huyó y el manto al viento fue el tabú del mundo …

Junto a su cama un recipiente dorado
Para sus necesidades
Y el grial fue otro tabú del mundo …

Y ríe siempre ríe

Ahora del código Da Vinci y sus aventuras …

Sus hijos reconocidos reconocen su irresponsabilidad
Él sabe de la muerte de los niños
Él sabe de las noches eternas de los hospicios
Del sufrimiento y de la arbitrariedad
Nada puede hacer y así es de limitado …

Él lo sabe casi todo menos lo prohibido
Por las señoras que mandan …

Entre otras cosas Mi dios:
No exige alabanzas
No asusta impiadosamente
No promete boludeces
No conoce el paraíso ni el infierno
No acepta ni impone mandamientos
No necesita ministros nefastos interlocutores
No tiene casa ni templos de oro para el hambre del mundo

Nunca murió
No lava mentes
No amenaza
Vive con sus parejas
No es vigilante
No intercede No modifica No interfiere

Porque mi dios creado negligente
en su creación imperfecta es solo Amor

Sigue leyendo a Oscar Alberto Marchesin