Un día se generará la transformación al nuevo órden

 

Nosotros los que morirémos acariciando la inmateria

el aire, la costa, el agua y la carne

el camino de los espíritus, todos los elementos que sabemos

nos despedirán y estarán recibiéndonos

 

Nosotros los transformadores transformados

como el astro que desea ser flor, la luz desea ser aliento

el diablo (qué será eso ?) que quiere ser algún dios (qué será eso ?)

y no sabémos qué es el día, y no sabémos qué es la vida

y no sabémos qué es el amor, existe ?

 

Sospecho, no más que eso; que un día ascendiendo

por lugares incontrastables  reirémos de nosotros

jugarémos entre nosotros y olvidarémos que todos

somos nosotros

 

Allá como guerreros de la mentira, contra la ciudad antigua

con la bruma de único testigo, contra el dolor que ya no duele

contra las ceremonias nocturnas, en mis lugares fantásticos

 

Contra la noche, las estrellas, los planetas y los cantos paganos

contra el mar y diciembre, contra los astros en flor, contra la luz del aliento

contra el humo invisible que de los muertos emerge

 

Allá nosotros los que muertos, morirémos cada día

durante siglos

 

 

Sigue leyendo a Óscar Alberto Marchesin