«Interrupción voluntaria o involuntaria del embarazo antes de que el embrión o feto estén en condiciones de vivir fuera del vientre materno».

 

El tema del aborto, genera debate en todos los segmentos de la población, toca aspectos tradicionales, sociales, de justicia, éticos y religiosos.

Históricamente dividámoslo  en: Antigüedad, Imperio Romano y  la Actualidad.

Antigüedad:

El código de Hammurabi contempla La ley del Talión: Si un hombre golpea a hija de hombre y causa pérdida o aborto pagara 10 ciclos de plata por el fruto de sus entrañas.

Platón aceptaba el aborto en personas de 45 y 50 años que vivieran libremente.

Aristóteles: Los que traspasen los límites fijados por las leyes en cuido y educación  será preciso provocar el aborto.

Imperio romano:

El mundo romano prohibía esta práctica desde el año 81 a.c

En el campo de la medicina el juramento hipocrático: Nunca se aconsejara a una mujer prescripciones que puedan hacerla abortar.

Desde la caída del Imperio Romano hasta el siglo XX, el cristianismo hace prevalecer dos principios: La concepción de la vida como don de Dios y la consideración de la igualdad de los hombres frente a la vida  y el rechazo al aborto.

La mayoría de los autores cristianos condenan cualquier atentado contra la vida y lógicamente al aborto.

Actualidad:

Desde 1920 Rusia o la Unión Soviética lo legaliza, en el 56 Polonia y Bulgaria y  en el 57 Checoeslovaquia, Suecia en el 58 y en 1975 lo prohíbe, México desde 2007 fue el primero en autorizarlo después de Cuba, sin embargo en la fecha se está reformando esta legislación, Irlanda en  1983 sanciona esta práctica.

En realidad no hay país en el mundo  que se margine de este debate y donde no se presenten grupos de activistas en pro y contra.

Ya en los EEUU la actual administración endureció las normas y cancelo auxilios a las entidades, Fundaciones y ONGs que abanderan el aborto como solución definitiva.

 

En Colombia en 2006 se reconoció la interrupción del embarazo en tres situaciones:

*Peligro de la salud mental y de la vida

*Violación

*Malformación del feto.

El Aborto, enemigo secreto

El Aborto, enemigo secreto

La legislación muy debatida propende fundamentalmente por preservar la vida y evitar la práctica informal de abortos caseros o de GARAJE, que han producido enorme dolor y muerte de las madres.

Aunque ha sido muy difícil su aplicación, se sigue provocando el aborto como una práctica criminal y millonaria. Se promociona en las calles de las ciudades por unos pesos la solución de los problemas que acarrean a las madres embarazadas argumentando embarazo no deseado y generando un problema de salud pública monumental, físico y psicológico. Hay entidades que prometen soluciones al embarazo como una práctica normal y despiadada, jugando con la desesperación de la mujer confundida y sola ante este drama.

El problema, llamado así, se va pero permanece ahí el dolor y la culpa que es muy difícil superar

Afortunadamente hay una generación joven, católica que se organiza para abanderar soluciones y apoyos a las madres con embarazos no deseados, como 40 días por la Vida, 40 days for life en USA, Fundación Coalición por la Vida en Colombia, Coalition for Life,USA acciones hacia los médicos para su conciencia en el asunto, a los hombres para que asuman su responsabilidad en sus relaciones y muchas otras que silenciosamente trabajan en el tema.

La firma en 2016 de la carta apostólica: MISERICORDIA ET MISERA abre una nueva etapa en el comportamiento de la iglesia frente a quienes cometen o colaboran en el aborto .Es finalmente un signo de misericordia. Pero seguirá siendo esta práctica pecado grave, que merece además acciones de la sociedad y del estado en campañas educativas  claras respecto al respeto a la vida, al control de las relacione sexuales y su prevención y a la conciencia de los derechos que en ultimas se están vulnerando: Los de un bebe sin voz,  inocente sin nadie que defienda y proteja sus derechos.

La mujer es dueña de su cuerpo, pero no lo es de la vida que engendra y lleva en su vientre.

 

Sigue leyendo a Oscar Delgado