Los chibchas en el siglo V a.C. fueron los primeros habitantes que poblaron lo que hoy conocemos como Colombia.

La época precolombina inició en el siglo V a.C., a través del istmo de Panamá, ingresaron al territorio colombiano los primeros pobladores del país: la familia Chibcha. Debido a grandes diferencias en su idiosincrasia, con el tiempo el grupo se dividió en Caribes, Arawaks y Muiscas, tribus relativamente pequeñas en tamaño y población que dejaron importantes legados culturales.

Con un gran desarrollo cultural y tecnológico, los muiscas se ubicaron en la parte centro del país. Eran agricultores, tejedores, mineros y orfebres. El mito de El Dorado, de origen muisca, parte de la ceremonia en el que un nuevo cacique, bañado en oro, era llevado al centro de la laguna de Guatavita.

Otra familia que hace parte de la historia precolombina de Colombia fue la familia Arawak que pobló Guajira y Caquetá, dedicándose a la ganadería, la agricultura, la pesca y la caza. Oficios similares realizó la familia Caribe, que fue guerrerista y no evidenció mayor desarrollo cultural. Una característica común entre estos pueblos era el politeísmo.

Durante la época precolombina en Colombia se desarrollaron alrededor de doce culturas distintas en el territorio colombiano antes de la Conquista. Se destacan los pueblos Quimbaya, Sinú, Tayrona y Calima, también expertos en la alfarería y la orfebrería.

 

Sitios para vivir de cerca la cultura precolombina en Colombia

  • En Bogotá se encuentra el Museo del Oro, que cuenta con la colección de orfebrería prehispánica más grande del mundo. Ubicado en el centro histórico de la capital, este sitio emblemático representa una inmejorable alternativa para revivir la historia de América.
  • Las obras de las culturas precolombinas también se pueden apreciar en el Museo Arqueológico Casa del Marqués de San Jorge y el Museo Nacional, en Bogotá; el Museo de la Cultura Quimbaya en Armenia; el Museo de la Cultura Tayrona en Santa Marta y el Museo de la Cultura Sinú en Cartagena.
  • El Parque Arqueológico de San Agustín, en el departamento del Huila, contiene imponentes representaciones de bestias, animales y dioses de la cultura que habitó la región entre los siglos I y VIII. Declarada Patrimonio de la humanidad, el sitio cuenta con la necrópolis más grande del continente y el mayor conjunto de monumentos y estructuras megalíticas de América del sur.
  • La Ciudad Perdida es un hermoso lugar enclavado en la Sierra Nevada de Santa Marta, la cadena costera montañosa más alta de todo el mundo. Fue construido cerca del año 700. Las 250 terrazas son el mayor atractivo arqueológico de la zona.

 

 

Sigue leyendo a Oscar Delgado