El sonido del motor es lo primero que llama la atención de los clientes cuando asisten a un estudio de tatuajes. Ese ruido similar al del taladro de un dentista, pero que no causa pánico, todo lo contrario, trae gratos recuerdos a los aficionados de los tatuajes. Grandes, pequeños, ‘Old School’, que mantienen estilos tradicionales y ‘New School’ en los que destaca el color. Cada grabado es una historia diferente que se queda impresa en la piel.

EL MUNDO FASCINANTE DE LOS TATUAJES 2

EL MUNDO FASCINANTE DE LOS TATUAJES 2

Un tatuaje está marcado en la piel y no de manera superficial. La aguja traspasa la primera capa de la piel (epidermis) y deposita la tinta en la segunda capa (dermis). Esta es la primera razón para que estos dibujos sean permanentes y no se borren con el tiempo, la profundidad en la que se inyecta la tinta, la aguja ingresa aproximadamente 3,5 milímetros, pero esta no es una medida estándar, todo está en manos del tatuador. Algunos aplican la aguja con más fuerza o más profundo, dependiendo de la técnica y la experiencia, explica. Otra razón para que un tatuaje permanezca imperecedero en el cuerpo es la tinta. Vía GIPHY. En el pasado, cuando los tatuajes no eran comunes, se usaban el hollín de las velas o tinta hecha a base de metales pesados que eran perjudiciales de la salud. En la actualidad, la tinta está elaborada a base de elementos vegetales que no son nocivos para la salud.  Estas tintas se impregnan en la piel y en la sangre, con el paso del tiempo el cuerpo trata de eliminar la tinta, pero las células absorben los pigmentos, que no se eliminan, y se quedan marcados en la dermis.

*David Le Breton, sociólogo y profesor en la Universidad de Estrasburgo y autor del libro Signos de identidad: tatuaje, piercing y otras marcas corporales, afirma: 

La principal motivación del tatuaje es la belleza, la estética del cuerpo, crearse un cuerpo

más agradable para sí mismo y para los demás, ya que vivimos en una sociedad de la imagen y la apariencia.

 

Destacamos algunos:
1. Zona del cuerpo. Una de las preguntas que tienes cuando decides hacerte un tatuaje es en qué parte de tu cuerpo lo quieres.

Si decides tatuarte la cabeza, cuello o cara simboliza que eres una persona arriesgada o atrevida, puesto que son las zonas más visibles de tu cuerpo. Si los prefieres en los pechos es un reflejo de amor, fraternidad, confianza y discreción porque es en el área en donde se sitúa el corazón. 

Un tatuaje en los senos es símbolo de sensualidad y erotismo. En la antigüedad, las mujeres de tribus polinesias grababan esta parte del cuerpo para ser más atractivas. Lo mismo sucede con el abdomen y glúteos. 

Las piernas, pies, muslos, pantorrillas y tobillos son zonas preferidas ya que se relacionan con la resistencia y fortaleza, pero también con la libertad y tu actitud ante la vida, ya que estas partes del cuerpo son las que te permiten moverte y sostenerte.  

Influye de la misma manera el lado del cuerpo. El izquierdo es una manifestación de personas introvertida y con deseos reprimidos, mientras el derecho significa una personalidad más segura.

Otras representaciones como la estrella es muestra de que se busca una guía para vivir más feliz. Mientras que la luna refleja discreción, sabiduría y feminidad. 

Un ancla es búsqueda de estabilidad, tradición y apego. En tanto que las calaveras significan desafío y valentía y los ángeles necesidad de protección y espiritualidad. 

Por otro lado, los dragones son símbolos propios de personas de carácter fuerte y emociones cambiantes; las mariposas las prefieren personas que disfrutan de la vida. Las serpientes manifiestan renovación, seguridad y sensualidad. 

Así las cosas, los graffitis que tanto adornan las paredes de las ciudades, testimonio de su cultura urbana, se trasladan a los cuerpos de esos artistas, y la gente que los lleva como moda e imagen y etiqueta de  marca de ropa fina, en su epidermis.

 

Sigue leyendo a Oscar Delgado