En 1.985 Juan Pablo II visito Colombia.  Hoy, 31 años después, sus 48 millones de habitantes recibieron  al Santo Padre Francisco. Es el CEO más importante del mundo, su liderazgo esta con 1.285 millones de personas, para lo que cuenta con 250 cardenales, 466.215 clérigos, 5.304 obispos, 415.656 sacerdotes. Además de diáconos, religiosos, y seminaristas.

Inolvidable visita del papa Francisco a Colombia

Inolvidable visita del papa Francisco a Colombia

Su acción se extiende a los cinco continentes, el continente africano es el que más muestra aumento de católicos, con cerca de 19%, 222 millones. Colombia es un país laico pero con más de 80 % de católicos.

El mundo con sed de liderazgo, ha encontrado en Francisco, el Papa Jesuita, su más claro pastor, que dice lo que piensa, hace lo que dice, tiene coherencia de vida. Sobre los cien días de inicio de su pontificado, se produjo la primera encíclica: Lumen Fidei. Ha fijado posiciones claras en diferentes temas trascendentales como la venta de armas: «Estas son las raíces del mal: el odio y la codicia por el dinero y la fabricación y venta de armas.»

Lo que predica: salir a la calle, llevar la Iglesia a los fieles, volver a lo esencial del mensaje, una Iglesia de los pobres y para los pobres.

Es su viaje número 20, visito´  durante 5 días, Bogotá, Villavicencio, Medellín, y Cartagena, ningún homenaje, ni cenas y demás gestos protocolarios. Se hospedo en la casa de la Nunciatura Apostólica en Bogotá.

Se calculan 8 millones de asistentes a los eventos masivos, 1.5 millones de visitantes, USD 60 millones de ingresos previstos, USD 9.3 millones de inversión del gobierno Distrital  y USD 3. Millones por la Iglesia Colombiana y las colectas de los fieles, tres papamóviles fabricados en el país por GM y  tres mil periodistas nacionales e internacionales acreditados.

Mucha emoción y mensajes de reconciliación y esperanza, el renacer del fervor católico y humano:

«DAR EL PRIMER PASO… EL DIABLO ENTRA POR EL BOLSILLO»

Pero lo cierto es que hizo las veces del mejor alcalde de las ciudades visitadas: limpieza total de las calles y fachadas, arreglo de la infraestructura vial, unión espiritual e ingresos por turismo y bienes y servicios.  Ojalá tengamos con más frecuencia visitas tan ilustres.

Bogotá lo recibió apoteósicamente, un discurso en la Plaza de Bolívar ante más de 22 mil jóvenes, mostró que esta es la juventud del Papa y oficio la misa campal en el parque Simón Bolívar ante más de 1 millón 300 mil de personas y 10.200  policías garantizando la seguridad.

En su visita a  Medellín, capital católica y de vocaciones sacerdotales, cuna de Laura Montoya  primera y única santa colombiana, oficio una misa campal, con más de 1.200.000 fieles y una gran cantidad de sacerdotes y seminaristas.

En la de Villavicencio, con la mirada en los Llanos Orientales y la región amazónica, lanzó un llamamiento  a favor de la preservación y la protección de la Amazonia. Es coherente con su primera encíclica, en la que defendió el planeta contra la depredación e invito a una conversión ecológica. Tuvo un acercamiento con las víctimas del conflicto armado y la Beatificación del Obispo de Arauca Monseñor Jesús Emilio Jaramillo asesinado por el ELN en 1.989 y el sacerdote Pedro María Ramos mártir de Armero. Más de 700 mil feligreses se congregaron en los escenarios llaneros.

En Cartagena, la heroica, en la Iglesia de San Pedro Claver, evoco al misionero español que alivió el sufrimiento de los esclavos africanos en el siglo XVII, muy lejos del glamur que distingue a la joya turística y colonial de Colombia, visito´ una familia en el pueblo San Francisco, de menos de ocho mil habitantes, el más pobre de la otra Cartagena,  poniendo el dedo en la llaga ante el grado de alarmante injusticia social  en la ciudad amurallada. Ofició la misa campal ante más de 700 mil asistentes en 20 hectáreas adecuadas para la celebración.

La visita del Papa Francisco tendrá muchos efectos en cuanto a mensajes en materia de paz, justicia y reconciliación. Millones de colombianos y extranjeros llegaron a las cuatro ciudades en las que estuvo el Pontífice, conectándose de manera indiscutible.

El país respira un nuevo aire espiritual, brilló su humanidad, liderazgo, carisma y humildad. Estamos ante un líder monumental que además de liderar la Iglesia Católica, tiene mayor  poder de convocatoria que cualquier Rock Star , YouTuber, líder religioso o político contemporáneo.

 «El Papa Francisco, el pastor de la esperanza»

Sigue leyendo a Oscar Delgado