Ayer fue día de celebración para el pueblo americano. Amigos y familiares se sentaron juntos en la mesa, aunque sea por una vez al año para agradecer por todo lo que tienen y como no, para atiborrarse de pavo y de puré de patatas y de crema de calabaza y de pastel de manzana con helado de vainilla y… mejor paro que me está entrando hambre.

Cada cual montó la cena como pudo, según sus posibilidades económicas, los hay que hasta lo celebraron en comedores de beneficencia porque ni para comprarse un pavo tuvieron. Como estamos en un mundo de extremos y cada vez más, si vamos al otro lado, los hay que se comieron una cena de Thanksgiving valorada en US$76,000 y que está considerada como la más cara del mundo.

La cena de Thanksgiving más cara del mundo

La cena de Thanksgiving más cara del mundo

La cena de lujo la ofrece desde hace años el restaurante Old Homestead Steakhouse en Nueva York y  su precio te puede tirar aún más para atrás cuando sepas que es unos US$16,000 más que los ingresos medios en una familia de EEUU. Da que pensar, ¿no?

Marc Sherry, el co-propietario dice que “nos enfocamos en usar los ingredientes más caros del mundo”.

Una de las sorpresas más grandes de la cena es un anillo de diamantes escondido dentro del relleno del pavo, que una vez usó un hombre para proponer a su novia.

Desde ternera japonesa a US$475 la libra hasta US$1,600 la onza de caviar negro del Mar Caspio, pasando por los US$455 la libra de puré de patatas.

Tras la comilona, la experiencia continúa con cuatro tickets a Hamilton, una zona de compras, por un valor de US$7,500 y un reloj suizo de US$20,000.

Para los que busquen una opción más económica para el próximo año, el mismo restaurante ofrece una opción de US$100 por persona, así no se cierran las puertas y pueden atender a público para todos los bolsillos.

Sigue leyendo a Óscar Llorca