Sé que esta vez que nos vimos

es la última vez que lo haremos.

 

Antes de que partas,

quiero agradecerte el que siempre estuviste a mi lado,

en el momento indicado con las palabras correctas

para hacerme sentir bien.

 

Fue un placer vivir a tu lado,

y como todo en la vida tiene sus altas y bajas

y al igual que todos peleamos,

mas sin embargo me diste lo mejor de ti

y yo gustosamente recibí,

porque sabía que era lo mejor para mí.

 

Y ahora por azares del destino

vienes y me dices que tienes que tomar camino

y tal vez no vuelvas más.

 

Y por más que quiero hacerme fuerte,

tengo miedo de no volver a verte

y no poder estar sin ti .

 

Tal vez adopte una Estrella y le ponga tu nombre,

para que cada noche te cuente mi historia

y así no sentiré tu ausencia .

 

No sabemos cuándo vuelvan a cruzarse nuestras almas, tal vez pronto,  tal vez nunca.