Mujer

por gracia divina,

llegaste al mundo a llenarlo de amor.

 

Mujer

con tus suaves caricias y sabías palabras,

sanas cualquier dolor.

 

Mujer

palabra tan fuerte,

llevas en tu vientre la semilla del amor.

 

Tan fuerte,

una guerrera que en grave peligro,

tú fortaleza saldrá sin temor

 

¡Como permites que rompan tu alma

y pisoteen tus alas!

¿Porqué no te amas?

 

¡Levanta la cara!

Camina hacia enfrente,

donde nada ni nadie,

lastime tu cuerpo y tu mente.