Con este artículo lo que quiero transmitir es la autenticidad, la calidad y sobre todo la exclusividad. Esto último es algo que con la globalización se ha ido diluyendo. (Esta es una opinión personal mía…)
Últimamente, desde hace un tiempo me doy cuenta de que la gente está valorando la exclusividad cada día más, cosa que gratifica aún más mi trabajo. Al acabar el día laboral notando y percibiendo cómo la gente es consciente del producto kilómetro 0 y hace el esfuerzo de adquirirlo, es una satisfacción casi indescriptible, ya que hacéis posible que los pequeños empresarios podamos seguir luchando en este mundo dominado por grandes empresas potentes.
foto-telas-big

Quiero aclarar que no estoy en contra de ellos, sino todo lo contrario, son gente que ha llegado donde ha llegado a base de esfuerzo y mucho, mucho trabajo, pero hay sitio para todos.
Os pongo un simple ejemplo; ahora mismo he terminado una colección de bolsos, todos ellos diferentes y el proceso es el siguiente:
Primero que todo, salgo en busca de las telas y recuerdo que hay una tienda que vi una vez dando una vuelta por Barcelona, de una señora que recopila telas de todo el mundo, y ella misma te explica de dónde vienen, cómo las encontró, en definitiva te explica toda su historia. En este caso le escogí una serie de telas antiguas de Filipinas, preciosos tapices únicos.

Saliendo con las telas me dispongo a buscar las fornituras para acabar de crear el bolso. Elijo cuidadosamente distintos accesorios en otra pequeña tienda que ya conozco, con productos originales.
Seguidamente empieza mi trabajo de diseñar bolso por bolso, ninguno igual. Preparo todo el montaje para enviarlo al mini taller con el que trabajo, para que ellos puedan plasmar la idea que tengo en mente. Como podéis ver en esta cadena ya hay tres personas que están haciendo posible que todo funcione para poder acabar creando estos bolsos. En unas semanas de seguimiento con el taller pruebas, dudas etc., ¡por fin me llegan a mi tienda l’atelier 56!
bolsos

Bien, el resultado lo culmináis vosotros los clientes, que como os decía al principio, sois los que hacéis posible todo este proceso al adquirir este bolso que viene de alguna parte del mundo y aquí hemos juntado telas, hilos, botones, fornituras, etc.

Hacéis que la moda km0 tenga sentido. ¡Así que os lo quería agradecer de todo corazón! Dais mucho sentido a todo este esfuerzo.
¡Muchas gracias!

bolsos-fin