Probablemente usted ya ha pasado por una situación parecida, de desear algo, correr hacia él y cuando está cerca, casi alcanzando, baja el ritmo y pierde porque no se esforzó lo suficiente, y eso te enseñó que:

“Si me hubiera esforzado un poco más habría conseguido …”

Es importante tener esto en mente:

“que todo necesita un esfuerzo …”

Sólo que algunas cosas, es necesario un esfuerzo continuo “hasta alcanzar” lo que se desea, pues nuestra mente está condicionada a desmoronarse un poco si está muy cerca del objetivo, sea por tener la certeza absoluta de haber alcanzado, o por creer que, nadie la sacará de ti antes de tenerla en tus manos.

La verdad es que nos acomodamos por lo que nuestros ojos ven y por eso desaceleramos y es inevitable muchas veces perder lo que estamos corriendo atrás por pura falla nuestra, y sepa reconocer eso, no creemos que la vida ha sido injusta, que las personas tienen la obligación de darte las cosas de mano besada, no, la vida exige un esfuerzo, si crees en la Biblia, todo el tiempo ella usa expresiones como:

“Se esfuerzan”

“Sal de tu tienda”

“Vaya en tu fuerza”

¿Y qué nos enseña? que ni Dios te da nada sólo porque es bueno, no, existe un sudor por debajo de toda conquista, alcanzar los objetivos requiere entrenamiento, foco, superación, abnegación, deseo, sueños, etc.

Pero después de leer este texto percibirá que podrá alcanzar sus objetivos si no pierde estos siguientes principios en su vida:

 

  1. NO PARTE HASTA EL ALCANZADO DE HECHO;

El foco principal es siempre primero tener en las manos y después sí, decir que tal cosa es debidamente SU, no se engaña, no deje que las cosas salgan de su control porque las perdió en su mente primero, desee, trabaje duro y por fin, gama.

 

  1. NO ACEPTE QUE ES SU HASTA REALMENTE ALCANZADO;

La soberbia es uno de los peores defectos que un ser humano puede tener, te da una falsa impresión de superioridad, y siempre que te encuentres superior a algo o alguien, nunca te preocupará de dar su mejor contra eso, siempre estará mentalmente en una. la zona de confort, creyendo que si el 70% es más que suficiente, no, en todo, dé siempre el 100% o más.

 

  1. NO DÉ LA OPORTUNIDAD QUE SU ADVERSARIO NECESITA;

Usted puede incluso no percibir, pero muchas personas quieren lo que usted tiene, o, lo que está a punto de adquirir, y un vacilo que usted da conquista lo que era para ser su, entonces, se permita en todas las situaciones dar como mínimo el, que es un mundo salvaje de sueños cada uno tiene lo que debidamente suyo y se contentan con eso, pero aquí es una tierra salvaje, la gente tiene y quiere tener más, y muchas de ellas quieren lo que ellas lograron y el suyo también.

 

  1. NO SE ILUDA ACHANDO QUE ALGO ES SU SIN TENER CONQUISTADO;

Uno de los grandes males que veo en los días de hoy es alguien decir que algo, o alguien, es suyo sin haber conquistado de hecho, no se equivoca al punto de hacer las cosas por la mitad (o ni haberlas comenzado), es que no es el mío, pero no creo que el “complejo de posesión”, si gané es mío, si no gané, “todavía” no es mío, pero puede ser si yo trabajo para eso.

 

  1. SABE DIFERENCIAR ENTRE DESEO Y NECESIDAD;

Y por último, y no menos importante, saber diferenciar lo que se desea y lo que tiene necesidad, el deseo puede ser momentáneo, hoy usted quiere tener, mañana percibe que eso no es tan importante así, haciendo que emprenda un esfuerzo inútil en su conquista, sabiendo que podría tener algo más si emprendiera todas las fuerzas en el principal, ya la necesidad no, usted sabe que si no luchar por eso, simplemente no vivirá de la forma que quisiera, es un motivador más dentro del proceso.

 

 

Sigue leyendo a Rafael Zimichut