Me parece gracioso cómo la gente tiende a pensar que las grandes responsabilidades son más importantes que las pequeñas responsabilidades, cuando en realidad, ambas son importantes y esenciales para el todo, y es primordial entender esto para que las tareas diarias sean estrictamente cumplidas para que allí en el frente no suframos por dar prioridad a algo que no era tan relevante así y priorizar otra situación por el simple hecho que tendrá más “notoriedad”.

Cuando hablamos de responsabilidad tratamos sobre algo que ha salido de moda últimamente que es “confianza”, hablando lo obvio, nunca entregará algo de su más irrestricta confianza a alguien sin el menor sentido de responsabilidad, pero es importante decir que esa persona necesita tener una balanza interna para entender y respetar tanto las pequeñas como las grandes responsabilidades, pues algunas personas son buenas con grandes proyectos, pero acaban dejando pasar batido pequeños detalles, otras son responsables con situaciones del día a día, en fin, tiene un lugar de honor para todos y el hecho de hacer algo grande y el otro pequeño no quiere decir que sea mejor, sólo quiere decir que tienen responsabilidades diferentes y esenciales para el todo.

 

Ver como ambas son importantes:

Si estoy trabajando en un proyecto destacado, necesito cumplir los cronogramas de él (lo que sería, por lo general, pequeñas etapas, o sea: pequeñas responsabilidades), para eso, las personas de la base deben ser conscientes de que cada etapa es importante, que grandes cosas se suceden porque pequeños factores se produjeron para que ella se convirtiera en realidad.

 

El éxito de un equipo está exactamente en eso, en comprender que todo es importante dentro del proceso, el cimiento, la estructura, el acabado, la fachada, etc, cada parte de un todo es importante y esencial para que sea completa y eficaz, el hecho de no trabajar en la fachada, que es la tarjeta de visita de una empresa no quiere decir que sea más importante que el cimiento que la sostiene, o las cámaras de seguridad escondidas, etc.

Me gusta siempre usar el cuerpo humano como referencia, pues es la forma más fácil de mostrar el trabajo en equipo, pues la cabeza sola no puede hacer muchas cosas sin las piernas para llevarla, o los brazos, etc, obvio que nos adaptamos caso en los falte un miembro, sin embargo, no es regla.

Otra cosa que sucede bastante también es que la gente cree que por el simple hecho de no liderar un gran proyecto no son importantes y ni tienen responsabilidades importantes, ese es un sofisma muy común en un grupo que debe ser desmitificado, todos en un grupo son importantes, por más que hagan cosas que no se destaquen tanto, sin embargo, si aquella función no fuera importante, la persona simplemente no sería contratada, o invitada al grupo, recordando que una empresa no es, por regla general, una institución filantrópica, si ella te es porque usted hará parte del todo, si la empresa gana algún premio, usted ganó juntos, sólo que no todos son la cabeza, no todos son el corazón, no todos son las piernas, brazos, huesos, miembros, etc.

Entonces, tenemos que tener en cuenta que el hecho de tener unas proporciones mayores que la otra no quiere decir que la necesite por el simple hecho de no tener tanta visibilidad, recordando que un proyecto es necesario tener una buena base para tener una buena visibilidad y, el hecho de que usted no vea la base no quiere decir que no sea importante para el proyecto como un todo, muy al contrario, sin la base simplemente no hay proyecto alguno.

Sigue leyendo a Rafael Zimichut