American Gothic - Grant Wood

American Gothic – Grant Wood

Una obra de arte en sí siempre cuenta una historia, pero pocas veces nos ponemos a pensar acerca de las interesantes historias que hay detrás de cada pieza. ¿Qué la inspiró? ¿Por qué fue producida de cierta manera?

La historia detrás de cualquier cosa es algo muy importante, nos ayuda a entender mejor lo que estamos observando y al ponerlo en un contexto, conocer las intenciones del artista o la serie de eventos que llevaron a su creación. Incluso en ocasiones la historia detrás de la pieza es más interesante que la pieza en sí.

 

“American Gothic” – Grant Wood

Grant Wood, el autor de esta obra, quedó asombrado cuando vio una pequeña casa construida al estilo gótico en el sur de Iowa y la tomó como inspiración para esta obra. Cuando la vio inmediatamente dibujó un borrador en un sobre que tenía consigo y después consiguió a los modelos para posar para la pintura, los cuales fueron su dentista y su propia hermana. Las personas que aparecen en la pintura complementan el estilo gótico y misterioso de la pintura.

 

 “Guernica” – Pablo Picasso

Esta famosa pintura de Pablo Picasso fue pintada como una declaración política. Le fue encargado pintar algo para la Exposición Internacional de París de 1937 y él decidió retratar los horrores de los bombardeos por parte de los italianos y alemanes al País Vasco en España en el transcurso de la Guerra Civil Española. El Guernica engloba humanos, animales y plantas para demostrar que, durante una guerra, todas las criaturas se ven afectadas por igual.

Guernica - Pablo Picasso

Guernica – Pablo Picasso

“La noche estrellada” – Vincent van Gogh

La noche estrellada - Vincent Van Gogh

La noche estrellada – Vincent Van Gogh

Van Gogh pintó esta obra de arte solamente 13 meses antes de su muerte, durante su estancia en un asilo en Saint-Remy, Francia. Aunque pareciera que es de noche en la pintura, en realidad es el amanecer visto desde su cuarto en el asilo.

Van Gogh no tenía permitido pintar en su cuarto, por lo que pintó esta obra de arte desde un estudio, basándose en los recuerdos que tenía almacenados en su memoria. El artista le envió una carta a su hermano contándole sobre esta pintura, diciendo que en realidad no le había gustado mucho el producto final.

Hoy en día, es considerada su obra más famosa.

 

 

 

“La última cena” – Leonardo Da Vinci

Esta obra de arte religiosa fue pintada en 1498 por Da Vinci y se encuentra en la iglesia de Santa Maria della Grazie en Milán. Da Vinci pintó esta obra bajo el pedido del Duque de Milán y representa una escena famosa de la vida de Jesús durante la última cena que tuvo con sus apóstoles antes de ser crucificado. La pintura muestra las distintas reacciones y expresiones que experimentaron los discípulos de Jesús cuando él predice que uno de ellos está a punto de traicionarlo. Muchos historiadores creen que esta pintura está llena de “mensajes entre líneas” y que es un acertijo de matemáticas y astrología.

 

“Whistler’s Mother” – James Abott McNeill Whistler

Whistler’s Mother – James Abott McNeill Whistler

Whistler’s Mother – James Abott McNeill Whistler

Esta obra de arte se encuentra en el Musée d’Orsay en Paris y tiene una entretenida historia detrás. Aparentemente, la modelo que estaba pensada para posar para esta pintura nunca llegó al estudio del pintor, así que tuvo que improvisar y pedirle a su madre, Anna Whistler, que fuera ella la modelo. Un dato interesante, es que originalmente James había planeado retratar a una modelo de pie, pero cuando su madre remplazó a la modelo original, el pintor tuvo que cambiar el plan para darle a su madre una posición en la que estuviera cómoda y no se cansara. Muchos creen que la madre del artista fue el elemento clave que hizo a esta pintura fuese reconocida a nivel mundial y acreedora de diversos premios.

 

“El grito” – Edward Munch

Esta obra es una de las más caras en la historia del arte, y su popularidad es tal, que ha sido robada y recuperada en dos ocasiones. Munch dejó escrito en su diario cómo fue que se inspiró para esta pintura; él cuenta que un día mientras iba caminando por las calles de la ciudad notó que el atardecer tomó tonos rojos y sangrientos. En ese momento, mientras él estaba cansado y ansioso, pudo sentir e incluso escuchar a la naturaleza gritando y decidió retratar ese grito en un lienzo.

 

“La persistencia de la memoria” – Salvador Dalí

La persistencia de la memoria - Salvador Dalí

La persistencia de la memoria – Salvador Dalí

Esta es la obra más famosa de Dalí, producida durante la etapa en la cual el autor solía consumir sustancias para inducir un estado de alucinaciones para pintar lo que tenía frente a él. Muchos creen que esta pintura simboliza la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein, representando la estrecha relación que existe entre el tiempo y el espacio. Sin embargo, Dalí declaró que lo que le inspiró a pintar esta pieza fue un pedazo de queso camembert que se había derretido por el sol.

 

“Las dos Fridas” – Frida Kahlo

Cuando lo inevitable sucedió y Frida y Diego se divorciaron en 1939, Frida quedó devastada y utilizó esta pintura para reflejar sus. Dibujó dos Fridas idénticas, pero con personalidades diferentes. Una es la “Frida mexicana” de la cual Diego se enamoró. La otra es la “Frida europea”, la artista nueva e independiente reconocida a nivel mundial que fue abandonada por su esposo. Frida estaba experimentando un dolor tan profundo, que sentía que sangraba. Las dos Fridas están tomadas de la mano para representar que ella misma era la única persona que la entendía, la amaba y la podía ayudar a seguir adelante.

Sigue leyendo a Ricardo Cabal