En un sendero de tréboles

cae la lluvia sobre las abejas,

la luna quema,

esta noche estalla,

se derrite al contemplar los astros.

 

Ahí el amor

es la sed de viajar por montes

a pesar de caer en la barranca,

es lumbre en las manos

que se desvanece en un instante.

 

 

2000