Cuando quieran silenciarte, no tienes linde, llegarás donde sea que llegues y, si es necesario, más en la mente y la percepción.

El artista escribe su propia historia, perseguido y excluido, siendo diferente, único, sin series, uno podría concluir que es lo que se ha encontrado, cuando quieren silenciarlo, sus obras hablan. Lo inédito, de la misma manera que se sabrá, la diferencia radica en el mártir, los ángeles en su escolta.

Cuando quieran silenciarte

Cuando quieran silenciarte

La personalidad creativa no se sienta a pensar si creen en ella, porque su creación demuestra su lealtad, el compromiso ante sí mismo; Al menos en ese momento, antes de tiempo, cruzando barreras, confrontando el espacio, enfrentando lo que se quiere, requiere y es necesario, con su lenguaje y su creación artística o científica.

La liberalidad ante los juicios y los prejuicios, si estás en oposición, es la plenitud, entraste en tu juego, la intuición en plena marcha, acompañada por la libre expresión de las sensaciones, las formas, las emociones; como captura, lo intrínseco, lo sustancial y luego lo manifiesto, a veces artístico, la creación en otro científico. No bebas un sorbo, es el flujo que fluye, las piedras en el camino te llevan al continente.

El pensamiento creativo toma un ritmo diferente, de alta velocidad, que no está limitado, es inverosímil, pensarás que es fácil, es estar en la madurez de la ejecución, consciente de su conocimiento. Para obtener algo de magia, lo paranormal, sin pedir permiso, debe responder por el poder, sin una explicación natural, poco común pero obvia.

El libre albedrío de la expresión, un espíritu libre, no está cubierto, no está limitado, no encuentra un obstáculo; Si ves un obstáculo, úsalo como un puente. Asume la responsabilidad antes de la acción, no predetermina, el símil, lo importante, los hilos conectados y lo disímil.

 

Sigue leyendo a Stella Velásquez