Cuando me despierto de una pesadilla agónica, tengo más ventaja, un terremoto en un momento oportuno;  Lo aterrador me impulsa, continúo, segura y sin pausa, lo sé. Que soy fuerte.

Ante la agitación de la vida, mantente cauteloso, no creas a los Heartless, fantasmas que, bajo la sombra, escuchan al fatídico.

Ansiedad de éxito, sale de la madriguera para malograr el carácter, la identidad, estropear el pensamiento.  Su intimidación deshace la seguridad personal, la nulidad.

Sombras retóricas que afectan los sentidos, sirven con los logros y los desafíos, para conducirla erráticamente hacia el aburrimiento, su truco y propósito son irritantes, quiere arrebatarle el gusto a sus sueños.

La ansiedad por el triunfo es imprudente, considera la humillación intencional su virtud y se jacta de ello, la vanagloria quiere prevalecer con falta de cordura.

Sigue leyendo a Stella Velásquez