Para tu sala de estar de estilo romántico, proyecta sillas Luis XVI con la madera y la tapicería en tono blanco,  el juego de sala completo, incluyendo el  sofá, las paredes en tono gris tenue, suelo en madera, el tapete gris en tono medio, el cielo blanco, la lámpara del centro de cristal incoloro, para complementar la atmosfera vintage.

Encuentra el deleite en la sala de estar de estilo romántico en la sensibilidad,  enamoramiento, la temática delicada y femenina,  imagina las telas vaporosas, los colores suaves y delicados.

Para la noche, proyecta los candelabros y las lámparas de pantalla, con el metal en tono plateado, crea el misterio con la atmosfera tenue; complementa y ambienta con flores, que aportarán al espacio el toque dulce, lleno de aroma y color.

También podrías proyectar los sillones con acabado aterciopelado, suaves, en colores poco usuales como el fucsia,  verde menta, púrpura, azul, en un salón con paredes blancas y con diseños decorativos en alto relieve, con encanto en el detalle, en las transparencias de las cortinas, el color y la luz.

¿Qué tal si consideras lo opuesto, paredes ocre claro, cenefas en tono blanco, lámpara de cristal de estilo vintage, papel pintado en tono azul con flores blancas, espejos metalizados y los muebles de la  sala en colores pastel?

Incluye en el diseño, cojines decorativos de algodón, lino o seda, que aporten la vivacidad, con colores que aporten estímulo a los sentidos, con brillo e intensidad en el color.

 

 

Sigue leyendo a Stella Velásquez