“Una galería comercial es una vía o plaza abierta y cubierta, sólo para peatones, donde residen establecimientos comerciales y de hostelería, que ofrece un conjunto de servicios, empresas y establecimientos que proporcionan alojamiento y comida a viajeros”.

Para el proyecto de una galería comercial ten en cuenta el área promedio de 5.000 m2, ya que superior sería un centro comercial.

Imagínate un domo de cristal,  aprécialo desde diferentes lugares, desde el exterior, desde el interior,  donde convergen las circulaciones, cubriendo la escalera, el lobby,  para rematar una visual interesante, cerca de los restaurantes.

 

Proyecta la estructura completa con la señalética,  encuentra allí esquemas, rutas, mapas, sectores. Así como en el lobby proyecta también en  las entradas secundarias una burbuja de información.

 

Diseña las tiendas.  ¿Quiénes son tus aliados, socios o patrocinadores?, marcas reconocidas que cuentan con su posicionamiento en el mercado, por lo tanto, desde el inicio y hasta el último detalle deberás contar con su aprobación.

 

¿Cómo ilustrarías la vitrina de exhibición de la tienda, en medio, en un costado, o en una isla?, proyecta un escaparate versátil, presenta el proyecto y logra su aceptación.

Diseña el hotel boutique, sitio ideal para hospedarse, con un nuevo concepto en la arquitectura, temático, estilo individual, con decoración cálida y acogedora, no creerás que estás en una gran urbe, te sentirás más familiar, te tratarán como en casa.

 

El hotel boutique es independiente de las grandes cadenas de hoteles,  ideal para los viajes de negocios, te detallarán e ilustrarán el tema que necesitas, debido a tus negocios y relaciones comerciales, ya que tienen la particularidad de ofrecer atención personalizada.

 

Diseña para el hotel boutique un número en promedio de 120 habitaciones, con la infraestructura necesaria.

 

Planifica los restaurantes, cercanos a una  gran fuente.   Proyecta los restaurantes,  un vacío y al fondo una pared de roca,  desliza por ella una cascada de agua, escucha su sonido, relájate, y  cambia el paisaje a los visitantes.  Disfrutarás de lo mejor de la gastronomía y de un buen café.

 

Sigue leyendo a Stella Velásquez