¿Qué es un lenguaje toxico?

¿Son expresiones dichas con odio? ¿Y las dicen con malvada intención una y otra vez, para martillárselas a alguien en su cabeza?

¿Ese alguien, son algunos? ¿Esos algunos, son cientos o millones?

¿Quién se cansará primero de destruir, la víctima o el victimario?

¿Las víctimas se cansan, o será que se vuelven serviles y se acomodan a la estructura social?

¿Se cansan los victimarios?

“Yo no lo creo, No seas ingenuo, mientras decidas ser víctima, siempre habrá un destructor”

¿Ah entonces ahora la culpa es de las víctimas?

Según lo que dices… ¿La culpa es de las personas atropelladas y mancilladas, que sufren abusos día a día, golpe tras golpe?

Y el que tiene su dolor me enseñaron en la infancia: ¿porque no llora?

¡Al menos llora! ¡Al menos grita! Al menos di: ¡no me gusta, no es un trato apropiado para mí, están equivocados, se equivocaron de persona!

¿Acaso es conmigo? ¿Acaso me hablan a mí?

“Creo que la iniciativa de cambiar No vendrá del que hace daño”. 

Crees que el Gran ser Supremo dijo:

¿Y ahora haré una gran tribu de cobardes?

¿Crees que el gran Ser Supremo, más bien nos creó valerosos y la humanidad con su libre albedrío escogió?

Creyente o no creyente, en las sagradas escrituras apocalipsis 21:8 está escrito:

“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.”

¿Crees que la cobardía es un acto inapropiado que alguien comete contra sí mismo?

Sí, Yo si lo creo.

Aprecio tu opinión, ¡bueno al menos me escuchas!

Pero discrepo un poco y el resto que, de los mentirosos, asesinos, hechiceros,  abominables, ladrones y el resto de la lista casi que interminable que…

¿Ah te importa? Sí, me importa a mí también.

Ven conversemos, ¿Qué piensas?

Dialoguemos, ¡hablemos sobre el tema de la justicia y de la equidad!

Cuando escucho en las noticias… historia de violencia intrafamiliar, y dicen:

Pero era la cuarta o quinta vez que le pegaba.

¿Qué? ¿Es que existe una cuarta o quinta oportunidad para dejar que te hagan daño?

Me perdí ese capítulo, donde está, donde reza, ¿Quién y donde lo enseñan? Digo, para no ir allá.

“Practiquemos la justicia, practiquemos la equidad”.

¡Practiquemos la justicia, practiquemos la equidad,  seamos más que millones  los que nos valoremos unos a otros y así seremos más!

 

 Sigue leyendo a Stella Velásquez