-Cuando mi mundo está conmocionado, me siento incómodo, me siento inquieto y nervioso, algo no funciona, la vida cambia y me ayuda, la vida es valiente-.

El ataque de pánico es una crisis de ansiedad, llega inesperadamente, es personal,  episodios de ansiedad que gravitan y desean controlar tu mente; Es temporal, puede durar unos minutos o unas horas.

Ordene su mente, para que la vida siga el curso apropiado, trate de no sorprenderse, evite un ataque de pánico grupal, sea inteligente y escuche la voz de su intuición, cuando está tranquila, ella le habla, es su conciencia.

No se deje llevar por pensamientos ansiosos, despierte, camine rápidamente a la vida, no dramatice, no empeore las ideas de algo; Lo que es importante, confianza, ya que el pánico es como anticipar la tormenta.

Cuando ocurra el torbellino, no viaje en el centro de la misma, salga del remolino, para poder superarlo, si nota que no lo tocará, pero tenga cuidado.

Trate de mitigar las imágenes de angustia hasta que la página fluya en blanco, respire hasta que se relaje nuevamente, piense que está protegido por el Ser Superior, el polo a tierra lo estabilizará, para no apresurarse.

Es bueno buscar el por qué, pero no lastimarse, si no los encuentra, todavía no está listo; La vida te protege de una tristeza o algo que en este momento no pudiste asimilar.

Si observa los cambios en su vida de una manera positiva, sabrá cómo superar, caminará nuevamente, incluso correrá sin problemas.

Es bueno buscar el por qué, pero no lastimarse, si no los encuentra, todavía no está listo; La vida te protege de una tristeza o algo que en este momento no pudiste asimilar.

Si observa los cambios en su vida de una manera positiva, sabrá cómo superar, caminará nuevamente, incluso correrá sin problemas.

Sigue leyendo a Stella Velásquez