“Los ojos con los que miran el mundo, los cambian por una lupa opaca rota, que no da la dimensión de lo que somos, cambiamos todo para que nos acepten y nos conviertan en una esencia marchita, desagradable, incolora y mala. Es decir, el truco. El desafortunado quiere hacerle creer que no tiene el coraje de sentirse competitivo, audaz y loable”.

Lupa Opaca Rota

Lupa Opaca Rota

Primero miré al mundo para dar mis primeros pasos, dulzura y tropiezos, que camino y creo que nunca se irán; he adquirido firmeza, sabiduría y perseverancia, atributos que me mantienen en armonía y paz.  Cuando estamos desorientados, perdemos el tiempo y arruinamos nuestras vidas en busca de prototipos aceptados para nuestro estilo de vida.

Valió la pena darme cuenta de mi valía, como resultado de cultivar los talentos, el esfuerzo, la perseverancia, el optimismo y la tranquilidad;  Enfocándome  en la misión de vida y la ideología.

-Evita la tormenta, evita nadar en aguas turbulentas-. Y fue la tormenta la que me alimentó, para ambicionar la suma de mis intereses.  ¡Creo que soy mentalmente fuerte!

Es importante elegir, sobre la base de Dios, me quiero a mí mismo y proyecto ese amor por mí mismo en los demás, haciendo posible mi sueño, a su vez el sueño de los demás y proyectando así el enriquecimiento bajo el amor mutuo, el apoyo mutuo y los valores mutuos. Intereses y proyectos de vida favorables que generen mejores oportunidades y vida abundante para mí y para ellos.

La esencia actúa con precisión y se convierte en su inspiración, tenga en cuenta, la determinación depende de usted.

Sigue leyendo a Stella Velásquez