Proyecta la puerta shoji, representativa de la arquitectura del Japón.  Los materiales madera y papel washi, éste último fabricado en el país de origen, con la flora local, la transparencia facilita el paso de la luz.

Para la sala de estar,  dos alas deslizantes, ocupa poco espacio, integraría la salida al exterior de la casa, o al interior con la terraza, la piscina y el jardín.

La UNESCO declaró la manufactura del washi Japonés, Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad, desde el año 2014.

En Japón se practica la meditación zazen, que proviene de la práctica zen, donde se adopta la posición de loto, enseñada originalmente por Buda Gautama.

Para el amueblamiento, podrías instalar zafus rellenos con hierbas secas, para mantener una posición estable, en la reflexión”.

 

La altura del zafu es de 30cm, se fabrica cosido, lo componen 3 partes, una intermedia rectangular igual a la longitud del perímetro de un círculo, y dos círculos que coinciden con la parte del centro.

“El zafu es un distintivo y un complemento, antes y después de la meditación zazen, el practicante hace un saludo sentado en el zafu, mostrando respeto por la habitación donde meditará”.

Instala lámparas de papel de arroz, para el estilo japonés, créalas con forma rectangular, elaboradas con varitas de bambú o listoncillos de madera.

Para el suelo instala una estera tatami, elaboradas tradicionalmente con tejido de paja.

Con la estera tatami, cubre la totalidad del suelo de la sala de estar, para su terminación, remata con un brocado o una tela de tono natural.

Es utilizada en las casas Japonesas solamente en los espacios importantes, exceptuando la cocina, y los baños.

Diseña una terraza en la fachada interior de la casa, alterna con una piscina, un  jardín japonés, diferentes formas y tonos con las piedras.

Pequeñas islas con bonsáis, sitios cubiertos de vegetación verde, contrastan con las flores de primavera.

Idea un espacio de sombra, al interior del jardín, una planta trepadora, hiedra japonesa  decorativa, adecuada para exteriores, abrazando una pérgola de madera.

 

Autora:

STELLA VELÁSQUEZ.

Sigue leyendo a Stella Velásquez