Cuando pienso en ti,

Es algo maravilloso….

Solo siento y vivo en el presente la alegría de despertar contigo.

Eres frente a mí, mi estrella que ilumina mi noche…

¡¡Contigo todo es apasionante!!

Y si es invierno mejor,

Me acurruco y me mimas…

¿Cuantas veces?

No se cuenta el número de veces que me mimas…

No existe el conteo.

“El tiempo entre nosotros se desvanece para eternizar el momento”

¿Pierdes el sentido conmigo?

No importa…y eso me encanta…

No necesitamos brújula para saber que existimos como complemento.

¿Que si somos distintos?

Claro que lo somos…

Pero somos uno…

Y además:

Nacimos el uno para el otro….

Y ahora que nos encontramos….

¡Estamos completos, Somos el uno para el otro!

Te hago una confesión,

Ya me había olvidado, decidí un día no buscar.

Y también decidí en ese entonces, que no me encontrarán.

Una vez vi a una muñeca,

Era una muñeca de trapo.

Y me dijo:

Cuando dejes de esperar aparecerá en tu vida.

Me sonreí, después de escuchar a la muñeca.

Pero ella no sabía que yo ya me ocultaba.

Espera hermosa muñeca, que así como llegó mi hombre a mí,

Tu hermoso complemento también te encontrará.

¡Gracias mi hombre, mi hermoso complemento, mi estrella!

¿Te pido algo más?

¡Eternízame también tu luz, porque la fortuna y la suerte también llegaron contigo!

 

Sigue leyendo a Stella Velásquez