Hoy quiero compartir contigo una nueva etapa de mi vida, te cuento que he tenido momentos de meditación.  Todo el tiempo escuchaba hablar del tema, pero pensaba: eso es cosa de locos, pero de pronto mi universo cambió.

NAMASTÉ “La divinidad en mí honra a tu divinidad”

NAMASTÉ “La divinidad en mí honra a tu divinidad”

Cuando vas por el camino y escuchas muchas voces, y todo el tiempo estas recibiendo información, pasan dos cosas, o te dejas moldear o haces la imagen de ti misma; yo escogí lo segundo, y me siento muy fresca, y lo mejor de todo es que soy fiel a mí misma, y no dependo de otra realidad para escribir mi propia historia.

No soy Gurú, apenas abrí la puerta, solamente soy una niña que empieza a descubrir el mundo y cada paso que doy lo encuentro fascinante.

No quiero perder el momento, y te digo no pierdas el tuyo, escucha tu propia voz, es tuya, sale de tu interior.  Namasté “la divinidad en mí honra a tu divinidad”.

 Sigue leyendo a Stella Velásquez