Para que encuentres la inspiración en el Estilo Rococó, asume una nueva actitud frente a la vida, recárgate de alegría, inclínate a la belleza física de la mujer, como es ella, hermosa y frágil; deja a un lado los pensamientos profundos y exprésate por medio del ornamento recargado y vívido con gran fuerza y claridad, como si tuvieras el diseño ante tus los ojos.

“Para el living room de estilo Rococó concibe tu creación como una obra de arte completa”

Decora con el color oro, el dorado es muy importante en la decoración de estilo Rococó, encuentra su expresión en el decorado de los muebles, los marcos, el cielo, y relieves en las paredes.

Diseña los muebles y relieves con ornamentos, curvos, proyecta incrustaciones de nácar y piedras preciosas en los escritorios, suelos en mármol, y relieves que sobresalgan en la arquitectura.

Elige para el estilo Rococó, colores dorados, luminosos y claros, ilumina los espacios diseñando con los colores: azul celeste, amarillo, marfil, rosa, beige y oro.

Expresa el Estilo Rococó con gusto refinado y delicado ornamento, representa el espíritu alegre del ser humano, recuerda que es un movimiento que no tiene que ver con la política o la religión, huye totalmente de la sobriedad y de la seriedad.

Deja que pase la luz a las estancias, y diseña amplios ventanales, que permitan el disfrute de los jardines, tanto interiores como exteriores.

Elije el terciopelo para las cortinas, que sean trabajadas, densas y si son en color oro, las diseñas con hilos también dorados.

Proyecta en las estancias, grandes espejos, para que den la sensación de que los espacios son más amplios, de formas curvas, ribeteados, recordando el oro casi puro.

“El estilo Rococó, es un movimiento, que destaca las curvas delicadas de la mujer, belleza y sensualidad, equivalen a ornamentos y curvas, lo cual plasma en sus creaciones y se lleva como un tema recurrente en la decoración”.

 

Sigue leyendo a Stella Velásquez