¿Qué? ¿una tumba por cada día?

Sí, siete días tiene la semana.

Por cada día estuviste en una tumba.

Me muestras mi vida, toda completa y ¿para qué?

Dime una cosa, Virgen Santa, ¿no te equivocarías de historia?

Quiero mostrarte que has hecho con tu vida, antes de continuar…

Virgen Santa, te aseguro que estás equivocada, esa no es mi vida.

De verdad,  es lo que hiciste con tu vida.

El hombre observaba y sólo veía siete tumbas.

¿De verdad estoy recogiendo mis pasos?

Creo que lo único que coincide son los días de la semana.

Bueno… a ver, a ver, mis actos son a la medida de cada tumba… 

Lo que hice…

Lo que no hice…

Lo que dije…

Lo que deje hacer y callé…

Lo que deje pasar…

Lo que nunca solucioné,

Lo que dejé que me hicieran…

María Virgen Santa, creo estar en apuros…

¿Tendré una nueva oportunidad?

¿Qué me espera si sigo? ¿Y si regreso qué haré?

Yo creo que ya no quieren que regrese…

¿Qué haré, María? ¿Qué haré?

El personaje verdaderamente se encuentra en apuros. 

Que no te pase….  ¿Quieren que regrese?

¿Cuál será la respuesta?

¿Habrá otro en la fila para inculparlo, María?

 


También te puede interesar: ¡Degusta una galletita de amor!

 

Sigue leyendo a Stella Velasquez aquí.