Así que permítete soltar lo que no te corresponde. Esto lo comparto desde mi propio proceso de sanación. Me hice dos Constelaciones Familiares. Han sido varios meses liberando memorias de pérdidas económicas y hasta conflictos por herencias. Sin embargo, he podido concientizar y asumir con responsabilidad  muchas  vivencias tristes y discordantes. Todo ha sido para mi mayor bien. Y es todo un aprendizaje de vida.

Esta carta la escribirás con un lápiz o un bolígrafo de puño y letra. No se trata de que la escribas con prisa y asimila cada frase que escribes.  Así que observa y mira lo que toca liberar, sanar y transformar en armonía perfecta.  Puedo afirmar que cuando rechazamos la sanación se convierte en resistencia, y eso traerá más sufrimiento.  En cambio, cuando abrazamos nuestras miserias y sufrimientos se convierten en nuestros maestros espirituales.  La elección de liberarnos de lo discordante es siempre nuestra. Quizá no sea fácil.

Lee la carta en voz alta por  un lapso de 11 o 13 días consecutivos. Y luego quémala en un envase de metal. Elimina las cenizas vertiéndolas en una maceta del jardín. Entrega a la Madre Tierra todo lo discordante para que sea transmutado en luz y amor incondicional. Así será.

 

Carta: (Copia y transcribe a puño y letra):

“Yo ________________________(Escribe y tu nombre y apellidos) aquí y ahora, redacto esta carta con la firme convicción e intención de rescindir,  anular, romper, destruir cualquier contrato  en relación a mi prosperidad  que hoy se ha convertido en un lazo tóxico y negativo. En este acto de puño y letra reconozco, honro, respeto y afirmo  que yo merezco todo lo bueno del universo o de los multiuniversos sin restricciones, absolutamente, todo lo bueno y maravilloso. Invoco al Espíritu Santo y doy las gracias al Padre Celestial por conectarme con  los éxitos financieros, la felicidad, la abundancia, la tranquilidad  y la  prosperidad, esto es verdad. Con el poder de la Divinidad que mora en mí disuelvo cualquier pensamiento, dogma, acción e intención discordante con respecto al dinero. Suelto todos los temores y prejuicios de la sociedad en que vivo. Me libero y libero a mi Clan Familiar de todas las limitaciones, miedos, culpas e ideas limitantes sobre prosperidad y los buenos negocios. Amo, reconozco, acepto  y respeto todas las acciones y creencias  positivas de todos mis ancestros con respecto al tema de la prosperidad.

Afirmo consciente de mis actos, y asumiendo el control de todo lo que “YO SOY”, borro de mi subconsciente, inconsciente y consciente  y del registro etérico, todo récord y memoria  y hecho  discordante sobre pérdidas financieras y robos.  Abandono y olvido todas  las limitaciones restrictivas relacionadas con el dinero y la prosperidad  a través del tiempo.  Yo soy todas las creencias de abundancia de mis padres. Puedo realizar buenos negocios de forma creativa y diferente para prosperar.  Creo pensamientos e ideas de prosperidad. Mi pensamiento se convierte  en experiencias nuevas de bienestar y prosperidad. Ahora me muevo en un espacio de conciencia nuevo, prospero, creativo, feliz y armónico. El Universo está dispuesto y deseoso a manifestar mis nuevas creencias. Tengo toda la libertad de prosperar y ser feliz. Estoy dispuesta/o a liberarme de todo lo que no me corresponde. Lo entrego a la Madre Tierra para que lo transmute en luz y amor. Ahora sé y afirmo que soy  UNO con la fuerza prospera del universo. Tengo fe  e invoco a Dios Padre Celestial y al Espíritu Santo y abro mi corazón a todo lo maravilloso que la Divinidad tiene que darme.

 

Por el poder de la Divinidad que mora en mí libero toda resistencia a la infinita abundancia. Libero todos mis miedos, creencias limitantes, juicios equivocados para usar el dinero.  Libero las ideas limitantes consientes, inconscientes y subconscientes para ser prospero/a. Abro mi corazón  para recibir la infinita de la prosperidad que generan mis ideas y proyectos. Mis palabras son decretos de abundancia económica que inspiran y elevan. Yo me permito ser feliz en cualquier circunstancia y permito que la gente buena me ayude a seguir evolucionando. Doy gracias  por el flujo ilimitado de dinero y cosas buenas en mi vida. Le digo sí a la energía del dinero y a toda prosperidad. Genero riqueza económica en todo lo que hago.    Perdono de todo corazón y olvido para siempre, toda deuda, agresión, traición y odio que me haya causado yo o alguien de mi clan familiar. Merezco todo lo bueno y más que eso, lo acepto, lo manifiesto,  lo vivo aquí y ahora, sé que es verdad.  Aquí y ahora estoy agradecida/o con la vida abundante que merezco.  Merezco y acepto una buena vida confortable. Merezco y acepto la buena salud. Merezco ser abundante en el amor. Merezco y acepto la abundancia plena en todos los aspectos de mi vida.  Merezco y acepto toda alegría y felicidad relacionada con la prosperidad. Le digo sí a la prosperidad. Renuncio a todo apego de objetos, situaciones, posesiones. Herencias y personas. Declaro que nada ni nadie me ata a nada, y YO SOY absolutamente libre para ampararme y refugiarme en  el corazón de Dios, para siempre. YO SOY un canal  de bienestar, éxitos, tranquilidad, salud, felicidad y amor incondicional. YO SOY un imán para los buenos negocios y excelentes oportunidades para ganar dinero. Los buenos negocios fluyen a mí de manera constante. Agradezco lo que soy en el ahora de mi cuerpo, de mi mente y de mi alma. Mi dinero es fuente del bien mayor. Confío y dejo que la luz brille en mis caminos.

Doy fe de ello. Hecho está.  Que así sea siempre.  Así es. Así es. Así es. Amén”.

 

Sigue leyendo a Susan Castro