La historia más difundida de los orígenes de este plato se remonta al siglo XVI. En este tiempo los soldados rusos comían raciones de carnes preservadas con sal y aguardiente. Llegó a ser del Menú del Conde y General Ruso Pavél Aleksándrovich Stróganov. Es un plato de carne de ternera cortada en pequeños dados cocinado con setas, cebolla y crema agria, y se sirve sobre pasta o arroz. Después, de la Revolución Rusa del año 1917 este plato fue parte del acervo cultural intangible de los rusos que viajaron en éxodo por toda Europa. El éxito del Strogonoff es maravilloso, está considerado como uno de los diez platos más vendidos en todo el mundo.

Stroganoff de Res

Ingredientes:

500 gramos de solomillo sin hueso, partido a lo largo por la mitad.

250 gramos de champiñones rebanados

2 cebollas medianas finamente cortadas

4 cucharadas de cebollín picadito

½ taza de crema agria

½ taza de yogurt

1 cucharadita de mantequilla

1 cucharadita de aceite de oliva

2 cucharaditas de mostaza

Una cucharada de fécula de maíz o harina de trigo

1 taza de vino tinto

Sal y pimienta blanca al gusto

Preparación:

En una sartén grande antiadherente sofreír la cebolla con la mantequilla hasta que esté dorada. En un envase de vidrio aparte coloque y revuelva en forma envolvente, la crema agria, el yogurt, el cebollín, la mostaza la sal y la pimienta. Picar los trozos de carne en  trozos de 0.5 centímetros. Caliente  el aceite en una sartén a fuego medio y añada los champiñones. Y luego la carne cueza por cinco minutos aproximadamente, hasta que la carne este dorada. Añada la cebolla al sartén de la carne. Agregue el vino.  Reduzca a fuego bajo. Después, agregue la mezcla del yogurt y la crema agria. Revuelva todo y cocine hasta que todo este espeso, esto puede ser por cuatro minutos más. Sirva sobre tallarines o arroz. Adorne el plato con zanahorias cortadas en julianas y cocidas al vapor. Rinde para seis personas.

Sigue leyendo a Susan Castro