Puedes hacer esta meditación repetidas veces a la semana. Piensa en las frases que resuenan en tu conciencia. Tus pensamientos fluirán armoniosamente para que elabores un plan perfecto que puedas ejecutar aquí y ahora para tu mayor prosperidad. Estas palabras de resolución te servirán para hacer un audio y repetirlo cuando creas que es necesario para ti. Así que pronuncia cada palabra en voz alta o en voz baja. Usa el poder de la intención. Y agradece que tu liberación de patrones negativos  ya sea un hecho. Conseguirás varios mentores que te ayudarán en tus propósitos de abundancia. Confía.

Meditación para liberar patrones discordantes sobre la prosperidad

Meditación para liberar patrones discordantes sobre la prosperidad

Yo ____________________________ (escribe o pronuncia en voz alta tus nombres y apellidos) tengo fe  e invoco a Dios Padre Celestial y al Espíritu Santo y abro mi corazón a todo lo maravilloso que la Divinidad tiene que darme. Por el poder de la Divinidad que mora en mí libero toda resistencia a la infinita abundancia. Libero todos mis miedos, creencias limitantes, juicios equivocados para usar el dinero.  Libero las ideas limitantes consientes, inconscientes y subconscientes para ser prospero/a. Abro mi corazón  para recibir la infinita de la prosperidad que generan mis ideas y proyectos. Mis palabras son decretos de abundancia económica que inspiran y elevan. Yo me permito ser feliz en cualquier circunstancia y permito que la gente buena me ayude a seguir evolucionando. Doy gracias  por el flujo ilimitado de dinero y cosas buenas en mi vida. YO SOY un canal  de bienestar, éxitos, tranquilidad, salud, felicidad y amor incondicional. YO SOY un imán para los buenos negocios y excelentes oportunidades para ganar dinero. Los buenos negocios fluyen a mí de manera constante. Agradezco lo que soy en el ahora de mi cuerpo, de mi mente y de mi alma. Mi dinero es fuente del bien mayor. Confío y dejo que la luz brille en mis caminos. Le digo sí a la energía del dinero y a toda prosperidad. Genero riqueza económica en todo lo que hago.   Así es. Así es. Así es. Así será siempre. Amén.

 

Sigue leyendo a Susan Castro